Leticia Vaca

“El señor fiscal Federico Garza Herrera o es un inútil o es muy útil para algunos intereses”, sentenció Felipe de Jesús Cervantes, integrante de la organización civil Cambio por San Luis, respecto a la criminalización de activistas que fueron detenidos el pasado 5 de junio durante una manifestación en el Centro Histórico de la ciudad.

En ese contexto, señaló que la Fiscalía se ha abocado únicamente en responsabilizar y criminalizar a quienes se detuvieron “ese día y que ya se ha demostrado que no tuvieron intervención mecánica, es decir, no se vieron involucrados en los hechos de daños que se hicieron al Congreso del Estado y a algunos ventanales del despacho del gobernador”.

En el caso de Roxana Hernández y Claudia Hernández, atribuyen la “criminalización” de la que han sido víctimas a que ambas forman parte del Movimiento Frente Amplio Opositor, así como del Movimiento Guardianes de la Sierra de San Miguelito, “esto las convierte en un blanco de escarmiento e intimidación”.

En este sentido, adelantaron que durante la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a San Luis Potosí, buscarán un acercamiento para externarle la problemática: “se tiene que visibilizar lo que está pasando en San Luis Potosí, si el fiscal quiere seguir con esta dinámica criminalizando, haciendo mal el trabajo; si el gobernador (Juan Manuel Carreras López) tampoco se posiciona en ese sentido y si el Congreso prefiere criminalizar a las personas que están detenidas sin velar por un proceso limpio, entonces lo tendremos que escalar”, indicó Michel Hernández Piña, vocero de Cambio Por San Luis.

Además, aseguró que se hará llegar al subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Federal, Alejandro Encinas, el expediente para que “efectivamente el Gobierno Federal atraiga el tema, nos queda claro que no hay voluntad política o hay otros intereses en San Luis Potosí, por eso el tema no va a salir de aquí hasta que no lo escalemos a ese nivel”.