Astrolabio

Abelardo Medellín

El gobernador Ricardo Gallardo Cardona presidió el arranque de la nueva Clínica Rosa del municipio de Matehuala, que atenderá de forma gratuita a todas las mujeres de escasos recursos, así como a sus hijos e hijas, y cuyo costo de operación mensual ascenderá a los 4 millones de pesos.

La mañana de este miércoles, el gobernador, acompañado de autoridades municipales, integrantes del gabinete y el diputado federal Alejandro Segovia Hernández, inauguraron la Clínica Rosa, en un evento donde también se entregaron las “tarjetas rosas”, para que las mujeres de Matehuala puedan acceder al servicio médico gratuito.

De acuerdo con lo informado durante el evento de arranque, la Clínica Rosa brindará atención médica, medicamentos, atención dental, estudios clínicos y lentes de forma gratuita para todas las mujeres que lo necesiten, así como para sus hijos e hijas dependientes de las mujeres beneficiadas con el programa.

“Esta clínica nace por la necesidad tan grande que existe en el sector médico, en el sector salud, en la atención médica que, por supuesto, el Gobierno del Estado cubre mediante los hospitales, mediante clínicas y mediante las casas de salud, pero este es un refuerzo que ustedes pueden tomar como un servicio casi privado (…) lo tiene aquí, pero de forma gratuita y de forma completamente auspiciada por el Gobierno del Estado”, dijo durante su intervención el titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), Ignacio Segura Morquecho.

Por su parte, el alcalde de Matehuala, Iván Estrada Guzmán, aseguró que acciones como la instalación de esta nueva clínica, ayudan a las mujeres del municipio y comentó:

“Como usted ha dicho, sin distinción de colores, a trabajar arduamente por San Luis Potosí y nos da mucho gusto que voltee a ver a Matehuala”.

Durante su discurso, el gobernador Ricardo Gallardo recordó que a la par de la apertura de la Clínica Rosa, este miércoles se inició la entrega de 20 mil tarjetas rosas a las mujeres de Matehuala.

De igual manera, reiteró que los servicios de la clínica son gratuitos para las beneficiadas por el programa y se comprometió a que, si esta nueva clínica no pudiera atender la demanda de las usuarias, en un año construirían una clínica rosa extra en el municipio.

Asimismo, Ricardo Gallardo explicó que si una mujer quisiera hacerse acreedora de su tarjeta rosa, solo tendría que anotarse a las listas que manejan las delegadas de estos programas en las colonias.

Al fializar el evento, el gobernador comentó que el problema del Gobierno no es “poner la clínica”, sino mantenerla:

“Lo que cuesta pagarles a los doctores, lo que cuesta pagar el medicamento para que puedan llevárselo gratuito, esta clínica va a tener un gasto de 4 millones mensuales y no es una cosa menor, y casi todo se va en insumos y se va en comprar lentes y equipo de odontología (…) No es venir y abrir una casa y adaptarla y abrir una clínica, no, es lo que se consume, es lo realmente costoso”.

Gallardo Cardona reveló que en la primera etapa del programa de Clínicas Rosas se abrirán 10 de estos centros de atención en todo el estado, por lo que se erogarán cerca de 400 millones de pesos por los servicios que se ofrecerán en cada una.

De igual forma, aseguró que el próximo año el Gobierno duplicaría el número de estas clínicas en el estado, además de que su administración buscará que trabajadores del sector salud de la región sean los que trabajen en estos consultorios:

“Hoy lo que necesitamos es mano de obra, no hay mano de obra. En todo el estado tenemos uno o dos neurocirujanos para todo el estado, entonces a veces entiendo que no hay gente o profesionistas disponibles para poderlos contratar por parte del Gobierno Federal, pero también en el estado estamos batallando muchísimo, así es que todo el personal profesional de medicina anótese, le vamos a dar trabajo”.

Ante la pregunta de qué pasaría si las delegadas o encargadas de las listas para el programa entregaran el apoyo a su conveniencia, el gobernador contestó:

“Vamos a revisarlo si es que fuera así. Si es así, las cambiamos, pero hoy tienen la instrucción de ir a todas las colonias a entregarlas, no podemos venir a entregarlas en la cabecera, necesitamos entregarlas en todas las colonias”.

De igual manera, puntualizó que no se le dará tarjeta rosa a aquellas mujeres que sí pueden pagar su medicamento, pero no explicó cuáles serán los criterios para diferenciar entre quién sí será merecedora para el programa y quién no.

A+