Redacción

La Oficialía Mayor del Gobierno del Estado publicó en el Periódico Oficial del Estado un acuerdo por el que se establecen las medidas de prevención que deberán adoptar los trabajadores de la administración estatal luego de que la entidad regresara al color rojo de acuerdo con el semáforo epidemiológico.

El acuerdo señala que para disminuir el número de contagios de COVID-19 y la propagación de la enfermedad, a partir de éste lunes serán suspendidas las actividades presenciales en casi todas las dependencias y entidades de la administración pública estatal.

Con “personal mínimo indispensable y medidas sanitarias” continuarán brindando atención las oficinas recaudadoras de la Secretaría de Finanzas, la Dirección del Registro Civil, el Instituto Registral y Catastral, la Coordinación General de la Defensoría Pública, Social y de Oficio, el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

El documento indica que los titulares de las diferentes dependencias “serán responsables de implementar sus respectivos planes de trabajo que garanticen la continuidad de operaciones para el cumplimiento de sus funciones y servicios esenciales, dando prioridad a los servicios en línea”; asimismo, los responsabiliza de adoptar medidas sanitarias dentro de las instalaciones para garantizar condiciones salubres.

A los empleados estatales que cuenten con más de 60 años, mujeres embarazadas, en estado de puerperio o lactancia, personas con hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades pulmonares crónicas, inmunosupresión, insuficiencia renal o hepatica y aquellas que cuenten con hijos menores de 15 años y no puedan dejarlos al cuidado de otra persona, únicamente se les podrán asignar tareas que puedan realizar a distancia.

“No obstante,dicho personal deberá permanecer dentro de la localidad donde se ubica su centro de trabajo, salvo autorización expresa del titular del área administrativa de la dependencia o entidad correspondiente”, señala el documento.

El sexto punto del acuerdo indica que los eventos masivos, las reuniones y congregaciones que se hayan programado con anterioridad quedarán suspendidas hasta que nuevo aviso de la autoridad sanitaria.

Otras áreas de la administración estatal que quedan excluidas del acuerdo son la Secretaría de Salud, la Secretaría de Seguridad Pública y todas las instituciones que participen directa o indirectamente en temas de seguridad ciudadana, protección civil, distribución de agua, programas sociales, atención a grupos vulnerables y las que “por su naturaleza deban prestarse de manera presencial e ininterrumpidamente”.