Astrolabio

Antonio González Vázquez

El juez Felipe Aurelio Torres Zúñiga define hoy si se vincula o no a proceso al ex diputado Enrique Flores, líder de la Ecuación Corrupta.

En la sala 3 del Centro de Justicia Penal comparecerá el legislador desaforado y destituido para escuchar la resolución del juez.

Tras dictarse el plazo de 144 horas solicitado por el ex panista, se espera que luego de las dos de la tarde el juez de la causa resuelva sobre la Ecuación Corrupta, caso que escandalizó a todos el doce de junio de 2017 cuando se difundió un video en el que Flores detalla el mecanismo de extorsión a presidentes municipales.

El delito que se le imputa es solamente el de cohecho. De acuerdo con el Código Penal, cometen el delito de cohecho:

“El servidor público que por sí, o por interpósita persona solicite o reciba indebidamente para sí o para otro, dinero o cualquiera otra dádiva, o acepte una promesa, para hacer o dejar de hacer algo justo o injusto relacionado con sus funciones, y; el que de manera espontánea dé u ofrezca dinero o cualquier otra dádiva a alguna de las personas que se mencionan en la fracción anterior, para que cualquier servidor público haga u omita un acto justo o injusto relacionado con sus funciones”.

Aunque lo que se defina hoy resulta trascendental, sea cual sea tal resolución, no implica que el caso se vaya a cerrar. La Procuraduría General de Justicia mantiene abiertas carpetas de investigación relacionadas con el tema de la Ecuación Corrupta.

Un antecedente próximo de cierta similitud es el de 2013 con el entonces diputado panista Rubén Guajardo a quien se acusó de pedir moches a ex alcaldes para limpiar cuentas públicas. No le hicieron nada.

No sería extraño entonces que con el ex diputado Flores tampoco pase nada.

A+