Astrolabio

Angélica Campillo

Cualquier miembro de la iglesia que sea llamado por la Fiscalía General del Estado a declarar en el caso de Eduardo Córdova Bautista, exsacerdote potosino acusado de abuso sexual contra menores, irá, porque no tienen nada que esconder, aseguró el vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera.

El sacerdote recordó que fue la misma iglesia la que interpuso la denuncia en contra del padre Córdova y no le interesa el encubrimiento. En ese sentido destacó la labor de la Fiscalía, que ha seguido permanente las investigaciones e insistió en que van a cooperar en todo lo que les solicite la instancia procuradora de justicia.

Priego Rivera negó los señalamientos de Martín Faz Mora, quien fue vocero de las víctimas de Eduardo Córdova, y quien afirmó que la iglesia nunca intentó acercarse a los afectados, ya que refirió que incluso se creó una comisión, por lo que han estado en contacto con ellos y sí los han apoyado.

El vocero de la Arquidiócesis potosina se deslindó de cualquier responsabilidad en la fuga de Eduardo Córdova, como se asegura en algunas publicaciones de redes sociales y páginas de internet, y agregó que si así fuera, estaría escondido.

Acusó que existe una campaña de difamación en su contra, porque en las publicaciones no viene el nombre de quién lo escribe, pero es una acusación sería y grave, financiada por alguien “muy poderoso” y desconoce qué fines tengan.

A+