Leticia Vaca

El vocero de la arquidiócesis potosina, Juan Jesús Priego Rivera, pidió a los directores de escuelas privadas que sean sensibles ante la crisis que se vive por la pandemia y consideren la posibilidad de otorgar becas en el pago de colegiaturas.

“En la medida de las posibilidades, sin que se le lleve a la quiebra, ojalá puedan ayudar más, incluso con becas, de tal manera que nadie se quede sin educación, porque ahorita el estar sin educación es una nueva pobreza”, remarcó.

Aunque aclaró que no todas las escuelas privadas en San Luis Potosí pertenecen a la Iglesia católica, exhortó a los directivos a ser sensibles “a los tiempos que estamos viviendo y que los padres de familia también sean muy sensibles a las necesidades del colegio, porque también tenemos el reporte de personas que tenían adeudos y no quieren ya pagarlos. No hay que ser injustos, hay que ser parejos y que tanto el padre de familia como el colegio puedan seguir teniendo una relación de amistad en la que ambos salgan beneficiados”.

El llamado también fue para que se cobre lo estrictamente necesario, y aseguró que al personal docente que labora en instituciones educativas de la Iglesia no se le ha dejado de pagar: “por supuesto que esto requiere la colegiatura puntual de los alumnos, pero ojalá sea una colegiatura justa, que no se le añada nada”, agregó.

En ese contexto, precisó que la arquidiócesis tiene un encargado de cultura y educación mediante el cual “el señor obispo se comunica con todos los colegios y les hace ver sus observaciones (…) yo he tenido la oportunidad de asistir en calidad de invitado y hecho algunas observaciones en ese sentido”, finalizó.