Astrolabio

Eduardo Delgado

Al anunciar el lunes la cumplimentación de la orden de captura del presunto autor del asesinato del político priista Aurelio Gancedo Rodríguez, el fiscal general del Estado, Federico Arturo Garza Herrera, anticipó también a los periodistas que podrían acudir a las audiencias del caso para conocer detalles del crimen. Al día siguiente, a petición de los litigadores de la Fiscalía, en la primera audiencia el juez decretó que la de ese día y las siguientes serán sin presencia de representantes de medios informativos.

El pasado miércoles fue reportada la desaparición de Aurelio Gancedo, presidente del Instituto Reyes Heroles en el PRI y el jueves su cadáver fue hallado descuartizado, repartido en bolsas de plástico en su coche, encontrado abandonado en un sitio despoblado en la zona oriente de la ciudad.

En rueda de prensa, el fiscal fue interrogado acerca de si el móvil del homicidio motivó la saña con que fue asesinado. Respondió: “Si ustedes (los periodistas), en su momento, quieren enterarse de eso pues van a poder acudir directamente a las audiencias, que son las audiencias de oralidad y son públicas”.

En ellas, añadió, “podrán ver cuál es la teoría del caso, cuál es la narrativa que tiene el ministerio público litigador y ahí ustedes podrán juzgar directamente la actuación de la Fiscalía”. Eso, el lunes.

El martes en la audiencia de formulación de imputación, los representantes de la Fiscalía pidieron al juez celebrarla sin presencia de representantes de medios informativos que asistieron.

Arguyeron que se trataba de un caso delicado, que se debía procurar no afectar a los familiares del occiso y “cuidar el decoro de la víctima”. En oposición, los abogados defensores del imputado pidieron la permanencia de la prensa.

Luego de un receso el juez aprobó la petición de los subordinados del fiscal general del Estado, Federico Garza, y adicional determinó también que las próximas serán privadas.

A+