Astrolabio

 

Por: Victoriano Martínez.

 

Al cumplir los primeros seis meses de gestión, la administración de Ricardo Gallardo Juárez por primera vez se sincera y publica en el sitio Web oficial del Ayuntamiento una verdad: “EN CONSTRUCCIÓN estamos mejorando la IMAGEN”, seguido del logotipo que personaliza su trienio.

 

Es toda la información a la que se puede acceder en el sitio, pues retiraron lo que por obligaciones de difusión de oficio los obliga la Ley de Transparencia y el resto del contenido, cuyo carácter es primordialmente propagandístico.

En su lugar, la imagen que colocaron describe en seis palabras a lo que realmente se ha dedicado la administración que el ex presidente municipal soledense encabeza con su cacareada gallardía: mejorar su imagen personal. En esas seis palabras, tienen el tino de destacar con mayúsculas sus verdaderos intereses.

 

Y tienen razón al colocar en primer lugar la advertencia “en construcción”, porque esa es la actividad que los desplantes propagandísticos cada que entrega una despensa o un garrafón de agua se despliega: construir, no beneficios para la población, sino fidelidades garantizadas con base en crear una dependencia con costo al erario.

 Sobre la segunda línea (“estamos mejorando la imagen”) no hay duda, la intención es clara, mejorar la imagen que hasta ahora se ha construido, no sólo en las campañas electorales, financiadas también con recursos públicos, sino en la promoción que, desde que fue alcalde en Soledad de Graciano Sánchez entre 2009 y 2012.

 

Por lo menos así lo acredita el creciente gasto en difusión que ejerció en aquel periodo, que tan sólo entre noviembre de 2009 y abril de 2012 gastó 6 millones 259 mil 804.91 pesos según los cortes de caja aprobados por el Cabildo que hay disponibles.

Un gasto que hoy parece resultarle más urgente, pues tan solo entre enero y febrero de este año ha gastado 5 millones 635 mil 292.73 pesos en conceptos relacionados con la promoción de su imagen, de acuerdo a la relación de cheques difundida hasta antes de que retiraran todo el contenido de la página.

 

Pero la verdad mayor del escaso contenido que hoy hay en su sitio Web es la tercera línea, expresada en una sola palabra: IMAGEN.

 

Sí, ni duda cabe, no trabaja por el bienestar de los potosinos, sino por todo aquello que le reditúe en buena imagen. Tan es así, que hay quienes consideran que el retiro de la información del sitio Web tiene que ver con que se dieron cuenta que por ahí se les fugó información que exhibe mucho más que sus despilfarros, corruptelas.

Tan es así, que el mensaje involuntariamente sincero, es acompañado por el logotipo que identifica su periodo como alcalde. Una imagen que por sí sola viola el octavo párrafo del artículo 134 de la Constitución General de la República. La violación favorita de los políticos.

 

Claro, un inusual acto de sinceridad no podía ser totalmente legítimo. Podría considerarse contra la naturaleza del actual ejercicio político.

Leave a Reply

A+