Astrolabio

Marcela Del Muro

Desde el 1 de octubre, el Ayuntamiento capitalino suspendió las funciones del Consejo Consultivo de la Instancia de las Mujeres –conformado por 20 consejeras que vigilan las acciones del Gobierno Municipal–. Tanto el alcalde Enrique Galindo Ceballos, como la actual directora, Guadalupe Almaguer Pardo, se han negado al diálogo, vulnerando el derecho a la participación ciudadana, bajo el argumento de un golpeteo político.

“Por reglamento nos corresponde continuar vigilando un año más, pero la actual directora ha decidido impugnar el reglamento a permitir que este Consejo siga funcionando. Es más, decidió ignorar nuestras peticiones de reunirnos (…) Pero de verdad, cerrarle la puerta a la ciudadanía nunca debe ser una opción, menos cuando la vida, así lo digo porque así tal cuál es, la vida de las mujeres está de por medio”, se lee en una denuncia hecha en Facebook por una consejera que decidió mantenerse anónima.

La Instancia de las Mujeres es una dirección municipal que se encarga de transversalizar la perspectiva de género en todas las políticas públicas municipales, así como garantizar el respeto pleno de todos los derechos de las mujeres. Es una institución relativamente nueva, inició funciones el 25 de noviembre de 2019; fue creada por la pasada administración del Ayuntamiento.

“No apoyo a los partidos salientes ni entrantes (…) Hoy me da mucha tristeza decir que esta institución ya no busca garantizar los derechos de las mujeres, sólo es una herramienta política más, en pro de los partidos”, señala otra denuncia en redes sociales.

La Instancia y la participación ciudadana

“La Instancia no da atención directa a víctimas de violencia. Sí se ha acompañado a familias de víctimas de feminicidio, pero no es una institución que se encargue de eso. Nosotras nos encargamos de hacer políticas públicas con perspectiva de género para que las mujeres vivan una vida libre de violencia en todas las acciones que se hacen desde el Ayuntamiento” explicó Catalina –cuyo nombre, al igual que el resto de extrabajadoras y consejeras mencionadas en este artículo, ha sido cambiado para evitar represalias–.

Las extrabajadoras de la Instancia narran que comenzaron revisando todos los reglamentos municipales para iniciar por nombrar a las mujeres en ellos. Después enfocaron sus esfuerzos en la creación de un Sistema Municipal para prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar la violencia contra las niñas, jóvenes y mujeres en el municipio, del que hablaremos más adelante.

Mientras se formulaba el Sistema, las trabajadoras de la Instancia también trabajaban en la creación de un reglamento propio. En el capítulo cuarto se estipula la creación de un Consejo Consultivo conformado por mujeres de la sociedad civil, académicas, activistas y líderes comunitarias de barrios y colonias de la capital. La finalidad del Consejo es “la supervisión y vigilancia de las acciones impulsadas desde Gobierno Municipal para la protección de los derechos de las mujeres, así como el seguimiento y supervisión de las acciones emprendidas para el cumplimiento de la AVGM (Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres)”, menciona el artículo 17 del Reglamento.

Se lanzó convocatoria en julio de 2020 y el 25 de septiembre de ese mismo año, quince consejeras propietarias y cinco consejeras suplentes tomaron protesta como el Consejo Consultivo de la Instancia de las Mujeres del Municipio de San Luis Potosí. Los perfiles son muy diversos: abogadas, psicólogas, maestras, estudiantes de preparatoria, universitarias, gestoras culturales, una madre de víctima de feminicidio, entre muchas más.

“Se pedía cierto perfil: que no fueran servidoras públicas, que tuvieran una trayectoria comprobable en trabajo con perspectiva de género y en materia de derechos humanos de las mujeres, también estaba abierto a niñas; por ejemplo, hay dos concejalas niñas de quince años”, comentó Ofelia, consejera de la Instancia.

“La selección del Consejo se hizo mediante un comité externo, tengo entendido que recibieron varios perfiles. Teníamos que entregar una carta proponiendo algún tema que te gustaría trabajar a través de la Instancia y mandamos nuestro CV”.

Las consejeras entrevistadas por Astrolabio mencionaron que la relación con la primera administración de la Instancia fue muy cordial. “Siempre se nos mantenía informadas de todas las actividades que hacía la Instancia, incluso nos mandaban sus informes bimestrales y nosotras revisábamos y comentábamos. Siempre sesionábamos una vez al mes, desde la Instancia se convocaba de manera formal y electrónica (por mail)”, recordó Silvana, también consejera.

Cuando se anunció a Galindo como presidente municipal electo, el Consejo de la Instancia realizó un oficio que indicaba el perfil ideal para la próxima directora y se solicitó una reunión con el próximo alcalde. Las consejeras querían platicar con él para darle continuidad a los proyectos que se estaban trabajando desde la institución, pero el oficio no fue contestado y la reunión nunca sucedió.

El artículo 10 del Reglamento de la Instancia menciona que la titular debe contar con recomendaciones de organizaciones de la sociedad civil o la academia y presentar un plan de trabajo para el periodo de la administración. Las consejeras desconocen si estos puntos se cumplieron, han solicitado el plan de trabajo, pero se les ha negado. Y el 4 de octubre de 2021, Guadalupe Almaguer Pardo comenzó a trabajar como directora de la Instancia.

La primera sesión ordinaria del Consejo con la nueva directora estaba programada para el pasado 13 de octubre de 2021: “Pero se nos informó que se iba a cancelar porque la presidenta no había leído los reglamentos y no sabía qué onda con nosotras. Le pedimos que todo fuera por escrito, por medio de un oficio de cancelación, pero ella lo hacía todo por llamada o WhatsApp”, comentó Silvana.

El 26 de octubre, las consejeras presidenta y vicepresidenta acudieron a las instalaciones de la Instancia para hablar con la nueva directora Guadalupe Almaguer. Ahí se les informó que el Consejo ya no se encontraba en funciones.

El artículo 19 del Reglamento de la Instancia señala: “Las consejeras durarán en su cargo tres años y serán electas conforme a las bases de la convocatoria pública emitida por la Directora de la Instancia, misma que deberá ser publicada en el Periódico Oficial del Estado ‘Plan de San Luis’, la Gaceta Municipal y demás medios de los que disponga el Gobierno Municipal para su difusión”.

“Desde entonces, ella (Guadalupe Almaguer) cortó la comunicación y dijo que iba a hacer su propio Consejo Consultivo”, mencionó, decepcionada, Silvana. Aunque es cierto que la elección del Consejo se dio antes de la aprobación del reglamento actual, y las normas dejan de estar vigentes una vez que se abrogan, el artículo tercero transitorio señala que el Consejo mantendrá su carácter hasta que se renueve el mismo de acuerdo al reglamento vigente

El 25N de 2021, segundo aniversario de la Instancia

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de 2021, la Instancia de las Mujeres organizó una amplia jornada de actividades. Uno de los eventos, un show lúdico circense para prevenir el bullying en niños y niñas, fue fuertemente criticado en redes sociales.

“Esta actividad se realizó sin la aprobación del Consejo y se cuestionó (en la invitación publicada en Facebook) que no era una acción prioritaria para el 25N. A las críticas, ella (Guadalupe Almaguer) respondió desde su Facebook personal: “Critico y luego pienso”, narró Ofelia.

El domingo 21 de noviembre a las 11 de la mañana, dos payasitos, una mujer y un hombre, realizaron divertidos y arriesgados malabares; también apareció un conejo gris acero en un sombrero rojo. Hubo interacciones juguetonas y risas, pero no existió un mensaje claro para que los niños y niñas pudieran identificar distintos episodios de violencia y tratar de combatirlos.   

“Lo más lamentable es que esto se hizo con dinero público, que se debería de ocupar para estar trabajando en la transversalización de la perspectiva de género en las políticas públicas que el nuevo gobierno va a implementar”, agregó Ofelia.

La reacción del Consejo y la respuesta de la Instancia

Como reacción a la jornada de actividades del 25N, el Consejo Consultivo de la Instancia de las Mujeres redactó un nuevo oficio para la directora Almaguer con copia para el alcalde.

“Nosotras lo hicimos con el propósito de señalar todas las omisiones que ha tenido la Instancia, subrayando que el hecho de no permitir nuestra participación ciudadana estaba propiciando una obstaculización de nuestros derechos. También se indicó que se estaban violando distintos reglamentos”, dijo Silvana.

El oficio señala omisiones a los cuatro instrumentos normativos vinculados a la gestión de la Instancia y reconocen que existe el artículo 30, en su fracción V, de la Ley Orgánica del Municipio Libre de San Luis Potosí que dice: “Los reglamentos emanados de los ayuntamientos podrán modificarse en cualquier tiempo, siempre que se cumpla con los requisitos de su aprobación, promulgación y publicación”, por lo tanto, el Consejo, según los reglamentos municipales y transitorios, continúa vigente.

“Si se deroga el Reglamento de la Instancia también tiene que ver con el principios de progresividad (de los derechos humanos), eso puede repercutir en el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Simplemente los hechos violentos contra mujeres en la capital han ido en aumento y la Instancia no está haciendo nada”, señaló Silvana. 

El oficio fue firmado por las consejeras mediante firmas certificadas y digitalizadas. Sin embargo, el 3 de diciembre de 2021, el Consejo recibió una carta de la Instancia donde se le solicitó acreditar la personalidad, es decir, solicitaron las identificaciones oficiales.

“Fue algo que nos molestó, porque simplemente nos quieren dar largas para que nos fastidiemos y dejemos en paz el tema”, dijo Silvana.

Astrolabio buscó la postura de la Instancia ante estos hechos, sin embargo, Guadalupe Almaguer se negó a proporcionar una entrevista a este medio, bajo el argumento del aumento de contagios de covid-19, no obstante, también se le ofreció dialogar vía telefónica o por video llamada, a lo cual también declinó.

El resto de violaciones de derechos

Para evitar que la Instancia de las Mujeres detuviera labores en la reestructura de su plantilla de trabajo, el Ayuntamiento solicitó que las cinco empleadas con mayor antigüedad en el periodo pasado continuaran laborando normalmente.

El 4 de octubre de 2020, las trabajadoras llegaron juntas a la pequeña oficina en el segundo piso de Centro Unión. “Les dijimos ‘buenos días’. La directora se encontraba en su escritorio con otra persona, no contestó el saludo ni nos volteó a ver, solo le dijo a la otra persona: ‘Tú diles’. La señora llegó, se identificó y nos dijo: ‘No tengo permitido dejarlas entrar a la oficina, tienen que ir al área de Recursos Humanos’”, explicaron Catalina e Ilse.

Las cinco trabajadoras hicieron fila por un par de horas para ser atendidas por Recursos Humanos, cuando llegó su turno, se les informó que a ellas se les renovaría el contrato y debían regresar a su espacio de trabajo. Volvieron a las oficinas y anunciaron la noticia.

“Durante el transcurso de la mañana hasta que salimos, ni el equipo ni Guadalupe Almaguer nos dirigió la palabra. Todo fue como si no existiéramos, como si fuéramos una silla, un escritorio”, las trabajadoras se sentían confundidas. Al día siguiente, las enviaron nuevamente a Recursos Humanos. Hasta ahora, esa área municipal no les ha dado respuesta de su situación, tampoco las ha despedido ni se les ha dado un finiquito.

“Hay un montón de cosas que nos llevaron mucho tiempo y trabajo lograr, a mí lo que me preocupa es que a eso no se le está dando continuidad. Ella dice que tiene otros programas, pero hay programas que necesitan darles seguimiento”, comentó Ilse.

Uno de esos programas es el Sistema Municipal para prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar la violencia contra las niñas, jóvenes y mujeres en el municipio, que obliga a crear un Comité Municipal conformado por 34 direcciones del Ayuntamiento y cuatro ciudadanas potosinas, que será un órgano colegiado que garantice la transversalización de la perspectiva de género en todo el Gobierno Municipal, incluido el presupuesto. Al no haber, hasta ahora, una convocatoria pública que invite a conformar el Comité señalado, se asume que no se está dando continuidad al Sistema.

“Nosotras (el Consejo Consultivo) pensamos que esto va más allá, la Instancia no quiere que haya un órgano que esté vigilando las acciones y cómo están trabajando”, dijo Silvana.

“Pero es necesario que su gestión sea transparente porque la que está en medio son las vidas y el bienestar de las mujeres”, concluyó Ofelia. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+