Leticia Vaca

Durante su comparecencia ante el Congreso del Estado, el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, reconoció que las acciones de las autoridades son insuficientes para garantizar la seguridad de los periodistas y defensores de derechos humanos en San Luis Potosí.

Además, aunque aseguró que no hay un tope presupuestal para este rubro en las dependencias como la Fiscalía la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV) y la propia Secretaría General de Gobierno, aceptó que “es necesario fortalecer más las instituciones para poder garantizar la seguridad es importantísima que todos estemos en contacto y metidos en este tema”.

El funcionario justificó que las deficiencias en el tema de protección a periodistas no es una problemática exclusiva de la entidad potosina, e incluso presumió que “en la Secretaría General de Gobierno hemos estado muy cercanos con la Comisión Nacional de Protección a Periodistas a nivel nacional y hemos desarrollado los mecanismos en cuanto a la protección de periodistas”.

Asimismo, informó que a 23 personas se les han brindado medidas en protección, “las tenemos protegidas y atentas a lo que suceda con ellos”. En ese contexto, aseveró que se hace “un gran esfuerzo” para proteger a quienes se ven amenazados por ejercer su profesión o los defensores de derechos humanos.

Al respecto, el diputado Rubén Guajardo Barrera cuestionó si hubo algún procedimiento de sanción en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jaime Ernesto Pineda Arteaga, por llamar “mamacita” a una reportera, ante lo cual Leal Tovías respondió que Pineda Arteaga ofreció una disculpa pública y se comprometió a tomar un curso.

Y, aunque la afectada dijo que con la disculpa fue suficiente, se le hizo llegar por escrito la recomendación a Pineda Arteaga para que se capacitara en perspectiva de género, para que quedara un antecedente del suceso, abundó el secretario.