jh

España, (28 de Marzo).- Javier Fernández  (Madrid, 23 años) se ha proclamado campeón del mundo de patinaje artístico sobre hielo. Lo ha hecho después de haberse impuesto a Yuzuru Hanyu, su máximo rival, amigo, compañero de entrenamiento y gran favorito, en el programa libre, donde ha sumado una puntuación de 273,90, superando los 271,98 del japonés. Fernández, que ya había sido el primer patinador en conseguir una medalla mundialista con los bronces en 2013 y 2014, también se convierte en el primero que conquista el trono mundial. Ya era el mejor patinador español de la historia: cuarto en los Juegos Olímpicos, dos bronces mundiales, tres oros en los Europeos consecutivos. Y ahora la cima del mundo.

Llegaba Fernández con una desventaja de 2,5 puntos respecto a Hanyu después del programa corto del viernes. Había hecho una de sus mejores actuaciones, sin fallos, con la contundencia de un campeón, pero Hanyu volvió a demostrar sobre el hielo sus galones, de campeón olímpico y mundial. Este sábado la réplica la dio Fernández, que salió a la pista después de una irregular actuación de Hanyu. Entonces ya sabía que si no fallaba tocaría la gloria, que si mantenía el nivel del día anterior, superaría a sus compañero. El japonés convirtió un cuádruple en doble y se fue al suelo en el otro cuádruple. No entró en combustión hasta el final, cuando se puso en sintonía con la música del Fantasma de la Ópera volviendo a provocar el estallido del público.

Javier Fernández, durante la final / HOW HWEE YOUNG (EFE)

Con el fallo del japonés, a Fernández se le abría una puerta al cielo. Primero recibió una arenga del propio Hanyu y luego se preparó para meterse en la piel de Fígaro, del Barbero de Sevilla. Clavó el primer cuádruple toe y se fue al suelo en el cuádruple salchow, pero no volvió a fallar. “Batir a Yunzu es increíble. No sé si va a pasar otra vez. Necesito creerme este día”, dijo Fernández ya como campeón del mundo.

Fuente: El País