Angélica Campillo

A pesar del retraso de seis meses en la entrega de la obra de los nuevos brazos del Distribuidor Benito Juárez, el contralor general del estado, Gabriel Rosillo Iglesias, aseguró que fueron solventadas las observaciones de dicho proyecto por parte del titular de la Junta Estatal de Caminos (JEC), Marco Rosales Vega, por lo que no habrá sanción alguna hacia esta dependencia.

El funcionario estatal refirió que todavía la semana pasada algunas dependencias tenían programadas comparecencias para aclarar distintas observaciones, derivadas de la auditoría a la cuenta pública 2018, como la JEC, Servicios de Salud y Secretaría de Cultura, mismas que entregaron toda la documentación que solventa dichas observaciones, que están en valoración de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

En el caso de los brazos del distribuidor, Rosillo Iglesias dijo que las observaciones que se hicieron tenían que ver con un tema administrativo financiero, y con la conclusión de la obra, que tardó más tiempo de lo previsto.

El contralor señaló que esta obra fue revisada en su totalidad y no se encontraron desperfectos físicos, debido a que se contó con supervisión externa.