Astrolabio

Angélica Campillo

El secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Armando Oviedo Ábrego, atribuyó a una mayor cultura de la denuncia el aumento en las querellas registradas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) durante los primeros 10 meses de este 2019.

De acuerdo con cifras del SNSP, de enero a octubre de 2019 se presentaron 43 mil 996 acusaciones, es decir, la cifra más alta en los últimos nueve años, sin embargo Oviedo Ábrego señaló que el repunte se debe a que existe mayor cultura para denunciar, y destacó que el 50 por ciento de estas querellas tienen que ver con delitos que ocurren en los hogares, como violencia familiar y robos menores, que desde luego tienen un impacto porque se genera un número mayor de denuncias.

Asimismo, apuntó que los delitos prioritarios para la administración estatal, como lo son homicidio doloso, secuestro, extorsión y las cuatro modalidades de robo, se han mantenido, e incluso en algunos casos han ido disminuyendo, y precisamente se encuentran trabajando en ellos, para dar mejores resultados, ya que son los que más afectan a la sociedad.

Manifestó que las estrategias de seguridad por parte de la administración estatal van cambiando en relación a los hechos delictivos que se van presentando, por lo que las autoridades de los tres niveles de gobierno están sesionando diariamente, analizando cada uno de los delitos que se presentan, así como por qué se están cometiendo, con el fin de enfocar los operativos y las estrategias hacia donde se requieran, porque “las estrategias se tienen que moldear, pero tienen que mantener una constante, que es la prevención y la no impunidad de los delitos”.

En relación a los feminicidios, el funcionario mencionó que es un tema transversal donde tienen que ver varias áreas e instituciones, pero en lo que corresponde a la parte de Seguridad Pública y a procuración de justicia, su deber es que ninguno de ellos quede impune.

Finalmente, dijo que es una cuestión cultural el que sigan ocurriendo feminicidios, en donde todos deben entender “el nuevo rol” que tiene la mujer y ser respetuosos de todas sus actividades: “no podemos permitirnos, ni como gobierno ni mucho menos como sociedad, el que exista ninguna expresión de violencia hacia la mujer, de cualquier tipo”, puntualizó.

A+