Astrolabio

 

Fuera de los tópicos que Hollywood siempre quiso crear en torno al personaje de Marilyn Monroe como la rubia tonta, ingenua y simple de sus personajes, hoy en día sabemos que era una mujer inteligente, y mucho. De hecho, se dice que el coeficiente intelectual de Marilyn era de 165, frente a Albert Einstein con 160 y Stephen Hawking con 152. Además, tenía un gusto exquisito por la lectura, y en este artículo conocerás un poco más acerca de su acervo bibliográfico.

tumblr_mdc4tcYf5G1rrnekqo1_1280

Su biblioteca ha sido catalogada por Christie’s y cuenta con unos 400 libros, dignos de un auténtico y sabio ratón de biblioteca. El buen criterio que ya tenía la rubia más explosiva, seguro que todavía mejoró tras casarse con el dramaturgo Arthur Miller.

Incluso hay múltiples fotos de la actriz leyendo en su departamento, y en bibliotecas durantes los descansos entre rodajes, que muestran su interés por la lectura.

¿Qué libros había en la biblioteca de Monroe?

 

Te preguntarás qué es lo que Marilyn leía con tanta afición. Estos son algunos de los libros y autores que tenía esta bella mujer en su casa, y que seguro te sorprenderán:

  • El Principito, de Antoine de Saint de Exupery, además el primer regalo que ella le hizo a Joe Dimaggio (jugador de béisbol norteamericano que fue el segundo marido de Marilyn y del que se divorció a los 9 meses).
  • Clásicos como Metafísica Sobre poética de Aristóteles, Los Diálogos de Platón o De la Naturaleza de Lucrecio.
  • Varias obras de Oscar Wilde.
  • En el camino, de Jack Kerouac.
  • Los maestros rusos Dostoievsky, Tolstói, Chéjov y Pushkin.
  • Los franceses Zola, Albert Camus, Alejandro Dumas, Colette, Stendhal y Proust.
  • Muerte en Venecia, de Thomas Mann.
  • Edgar Allan Poe, John Steinbeck, William Blake, Rainer María Rilke, D.H Lawrence.
  • El teatro de Moliére, O’Neill, Tennessee Williams, Bernard Shaw, aunque, curiosamente, no hay ninguna obra de su marido Arthur Miller -excepto  El precio-.
  • También novelistas de la época en la que vivió Marilyn como Hemingway, Dorothy Parker y Carson McCullers y Sherwood Anderson.
  • Los maravillosos libros de Lewis Carrol, Alicia en el país de las maravillas A través del espejo, lo que Alicia encontró allí.
  • Cartas a un joven poeta de Rainer María Rilke.
  • Las aventuras de Huckleberry Finn, Mark Twain.
  • Ulises, de James Joyce.
  • Moisés y la religión monoteísta, de Sigmund Freud.

 

 

También le interesaba España.

Ceferino Carrión, un hostelero de Santander, y dueño de la Scala donde comía Marilyn a diario, afirmó en entrevista de hace unos años, que Marilyn hablaba mucho de España, de poetas españoles y de sus pintores favoritos, que eran Velázquez, Goya y Picasso. De hecho, en su biblioteca se descubrió una antología de poemas de Rafael Alberti y Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca.

2Marilyn Monroe_reading and writing

Leave a Reply

A+