SOCCER-JUVENTUS-REAL MADRID

Ciudad de México (14 de mayo de 2015).- La Juventus de Turín confirmó que los equipos italianos se le indigestan al Real Madrid, no por nada, el equipo blanco lleva 28 años sin poder eliminar a un representante de aquél país en duelos de eliminatoria a ida y vuelta.

Ahora fue en la Semifinal de la Champions, donde la “Vecchia Signora” del Calcio supo plantarle cara al gigante español, que tras caer eliminado de la Champions League 3-2 en el marcador global, podría quedarse sin título este año futbolístico.

Tras el 2-1 en contra del partido de ida, los dirigidos por Carlo Ancelotti no tenían otra opción más que salir a ganar, y fue a los 23 minutos de juego cuando pudieron festejar tras ponerse adelante en el marcador.

Una falta sobre James dentro del área, se decretó como pena máxima, la cual hizo efectiva Cristiano Ronaldo, quien cobró al centro de la portería, engañando a Gianluigi Buffon. Pero eso sería todo lo que el conjunto blanco podría hacer. “La Juve” nunca perdió la cabeza ni la concentración, estaban conscientes de que un sólo gol cambiaría el panorama completamente a su favor; y esto llegaría en la segunda parte, cuando Álvaro Morata, quien hiciera la anotación del triunfo en Turín, aquél que se hiciera futbolista en la cantera merengue y fuera transferido a la Juventus el año pasado, marcó el gol del empate y de la clasificación de los italianos a la final de la máxima jugada justa de clubes europeos.

Con el empate, Ancelotti mandó a su equipo a ganar o morir, el triunfo obligaría al menos al tiempo extra, y confió nuevamente en Javier Hernández, que ingresó a los 67 minutos; el mexicano dejó todo en la cancha, a correr por todos los balones y moverse de un lado a otro del área rival, pero no tuvo fortuna.

Así, gracias a uno de sus canteranos, el Real Madrid se quedó en la orilla de una nueva Final, y quizá con las manos vacías.

La Final de la Champions League se disputará el próximo 6 de junio en Berlín, donde volverán a verse las caras Giorgio Chellini y Luis Suárez, protagonistas del incidente que le costó al uruguayo una suspensión de cuatro meses sin jugar, por haber mordido al hombro al italiano durante la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Fuente: Reporte Índigo.

Leave a Reply