Astrolabio

giphy-8

 

Ciudad de México (25 de febrero de 2016).- Al igual que nunca irías a la alberca con calcetín y zapato, ¿Por qué crees que asistir a una entrevista laboral en tenis es buena idea? El atuendo no deja de ser una imagen superficial, pero que (inevitablemente) es causa de prejuicios, ¿por qué tentar a la suerte en lo que puede decidir tu futuro laboral?

Elige cuidadosamente las prendas de tu clóset al igual que elaboras tu carta de presentación, porque al fin y al cabo ambas serán tu pasaporte al empleo. ¿Qué ropa debemos de evitar a toda costa cuando nos entrevistamos?

1. Evita el estampado: menos es más cuando te presentas ante tu posible futuro jefe. No dejes que tu camisa hable más de la cuenta sobre tus gustos personales.

2. El calzado es posiblemente la prenda más juiciosa, por lo que mantenerlo limpio y adecuado es un must. Siempre zapato cerrado y sobrio, evitando el sneaker a toda costa.

3. Por otro lado, si tu puesto laboral no requiere de saco y el atuendo es informal, asistir en traje a la entrevista también te dejará fuera de lugar. Acude acorde a la empresa.

4. Asimismo, evita los objetos que puedan distraer al interlocutor y bloquear tu mensaje. Estos pueden ser desde un reloj excesivamente ostentoso, hasta una cartera llamativa o un sombrero en sitio cerrado.

5. Cuidado con la joyería: no denota clase ni estilo en exceso, de hecho puede hacerte parecer vulgar. El oro no es democrático, existen gustos que no son de su agrado, sácalo de tu outfit.

6. Por supuesto, nunca asistas con un suéter o prenda deportiva y mucho menos si la has usado anteriormente y huele a humo, tiene pelo de animal doméstico o no se encuentra en su mejor estado.

7. ¿Quién te dijo que el moño era el complemento adecuado para la cita? Las reglas de etiqueta la vetan por completo de cualquier evento que no sea estrictamente formal.

Si eres un adulto y esta lista te ha sorprendido, posiblemente no estuvieras preparado para el empleo al que aspirabas.

Fuente: Prodigy Msn.

Leave a Reply

A+