Por Victoriano Martínez

Por alguna extraña razón, el Congreso del Estado degradó las iniciativas de leyes de ingresos de los 58 ayuntamientos a mera correspondencia y, aunque fueron presentadas con fecha límite del 25 de noviembre, no aparecieron ni en la Gaceta Parlamentaria de la sesión del 28 de noviembre, ni en la correspondiente a la sesión del 5 de diciembre.

La omisión –aparentemente sólo de forma– bien podría no tener efectos que pudieran poner en duda el cumplimiento del proceso legislativo para la validez de las 58 leyes de ingresos municipales, aunque no podría faltar un rigorista que pudiera intentarlo con tal de que no se aplique alguno de los incrementos que en ellas aparecerán.

La fracción primera del artículo 145 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo ordena que la Gaceta Parlamentaria, “que se publicará en el portal del Congreso y enviará, vía electrónica, a los legisladores, con cuarenta y ocho horas de anticipación a las sesiones plenarias”, incluya “las iniciativas presentadas”.

La Ley de Hacienda para los Municipios del Estado establece que “los municipios, por conducto de sus ayuntamientos, someterán anualmente ante el Congreso del Estado su correspondiente iniciativa de Ley de Ingresos”.

Por si no bastara, la fracción VI del artículo 138 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo dice que debe publicarse “la Gaceta Parlamentaria, que contendrá el orden del día de la sesión del Pleno, así como el sentido de la votación de cada diputado en las votaciones nominales y económicas; las iniciativas de ley, decreto, acuerdo económico, acuerdo administrativo, puntos de acuerdo y dictámenes de las comisiones, decretos y acuerdos aprobados”.

De acuerdo con esas disposiciones, no hay ninguna duda de que las leyes de ingresos de los 58 municipios son iniciativas y como tales debieron ser presentadas en la Gaceta Parlamentaria como se venía haciendo, y no turnadas a comisiones en el apartado de correspondencia, como ocurrió ahora en la sesión del 28 de noviembre.

Sesenta puntos de la correspondencia en esa sesión estuvieron relacionados con las leyes de ingresos. En el apartado “d) Ayuntamientos; y organismos paramunicipales”, aparecen 74 comunicaciones, de las cuales 58 señalan simplemente “proyecto ley ingresos 2020” precedido del nombre de cada uno de los municipios.

Dos más tienen relación con las leyes de ingresos. El Ayuntamiento de San Luis Potosí envió por separado algunos anexos, y tres regidores de Cerro de San Pedro enviaron comentarios sobre la iniciativa de Ley de Ingresos de ese municipio.

Las iniciativas pasaron por el Pleno para ser turnadas a las comisiones Primera y Segunda de Hacienda y Desarrollo Municipal, pero al no cumplir con su inclusión en la Gaceta Parlamentaria, los diputados incurren en una violación más a los derechos ciudadanos a la información y a la participación.

Nuevamente se olvidan que son un órgano representativo y que el espíritu de la publicación de los temas a tratar en la Gaceta Parlamentaria es para que sus representados tengan oportunidad de hacerles llegar opiniones y consideraciones que puedan enriquecer el debate legislativo, ese que enarbolan como bandera en su lema “Debatir para Decidir”.

La siguiente sesión será el próximo sábado y es muy probable que en la Gaceta Parlamentaria de este jueves lo que se publique sobre las leyes de ingresos municipales sean ya los dictámenes que ambas comisiones –es lo que su opacidad provoca– hayan negociado en lo oscurito para complacer a más de un Ayuntamiento con aumentos en impuestos, derechos y aprovechamientos (multas).

Desde que comenzó a publicarse en internet la Gaceta Parlamentaria en octubre de 2009, es la primera vez que no se publican las iniciativas de leyes de ingresos de los ayuntamientos. Una tacha más para la LXII Legislatura que se empeña en resultar peor que la anterior… con la que se creyó que se había tocado fondo.