Jaime Nava

Ladrones continúan saqueando lo que queda de la llantera que fue robada en diciembre del 2018 en Soledad de Graciano Sánchez, robo en el que perdió más de un millón y medio de pesos en mercancía y herramientas y en el que habrían participado elementos de la Policía de ese municipio; delito que la Fiscalía General del Estado lleva más de 400 días investigando sin aún dar con alguno de los responsables.

El fin de semana pasado personas no identificadas volvieron a ingresar a las instalaciones de lo que fuera su negocio para robar llantas, un tinaco y diversos objetos que todavía se encontraban en el lugar, denunció su propietario, Eduardo Olivares, quien calificó el nuevo robo como “surrealista” y explicó que los ladrones entraron por el frente del establecimiento con una camioneta para sustraer sus cosas.

Es el quinto robo a la llantera desde diciembre del año pasado, cuando Eduardo Olivares dio a conocer su caso y las irregularidades que han acompañado la investigación, como la desaparición de un video clave que comprobaría la participación de policías soledenses en el robo.

Desde un negocio cercano a la llantera tomaron una fotografía de un hombre que aparentemente había entrado a la llantera a sacar objetos, posteriormente grabaron un video en el que aparece la misma persona, pero con otra ropa, caminando rodando un tinaco sin tapa que habría sustraído del establecimiento. Al ser interrogado, el hombre, que vestía un chaleco naranja, aseguró que trabajaba “a la vuelta”.

La conversación que quedó registrada en video fue la siguiente:

-¡¿Otra vez vienes a robar?!, ¿Por qué te robaste eso de mi vecino?
– Estoy trabajando
-¿Dónde estás trabajando?
-…a la vuelta
-¿De veras?
-Sí
-Pero ese (el tinaco) lo sacaste de ahí… de con mi vecino
-¿Cuál vecino?
-De aquí, el de atrás
-¿Cuál vecino?
-El de aquí atrás
-¿De dónde? ¿Cuál vecino?
-Del vecino de aquí atrás
-¿Cuál vecino?
-El de aquí atrás
-¿El de la cocher..?
-¿Eh?
-¿El de aquí a lado?
-Sí
-Ahí está arriba, señora, asómese, asómese…
-No es cierto, es del de ahí… ¿y por qué no lleva tapa?
-¿Mande?
-¿Por qué no lleva tapa? Lo sacaste de aquí, de aquí de este lugar
-¿Y qué es lo que sugiere?
-Pues que lo metas porque no es tuyo
-¿Y es suyo?
-Pero no debes de andar haciendo eso, muchacho, lo sacaste de aquí

El hombre continuó su camino rodando el tinaco. Dentro de la llantera quedaron botellas, una maleta con diferentes zapatos y prendas que aparentemente habría usado para cambiarse y evitar ser reconocido.

El lunes, Eduardo Olivares acudió temprano a la Fiscalía General del Estado a presentar una nueva denuncia, pero se encontró con oficinas prácticamente vacías a pesar de que eran casi las 10 de la mañana.