ap_trump_ramos_150825_16x9_992

 

Washington, Estados Unidos (26 de agosto de 2015).- El periodista hispano Jorge Ramos, al que el multimillonario Donald Trump expulsó temporalmente el martes de una rueda de prensa cuando quería hacer una pregunta sobre inmigración, dijo hoy que él se limitó a hacer su trabajo como reportero.

“Los periodistas hacen preguntas”, dijo a través de su cuenta de Twitter. Ramos es uno de los periodistas hispanos más conocidos en Estados Unidos. “Soy un reportero y mi trabajo es hacer preguntas”.

“No, no nos vamos a sentar y no nos vamos a ir”.

Trump, por su parte, no lamentó en absoluto haber expulsado a Ramos de la rueda de prensa. “Se levantó y empezó a vociferar y despotricar”, dijo hoy durante entrevista a la cadena NBC justificando su expulsión. El magnate consideró que Ramos estaba “totalmente, absolutamente fuera de lugar”.

“Lo que está ‘totalmente fuera de lugar’ es expulsar a un reportero de una conferencia de prensa por hacer preguntas”, respondió en Twitter el comunicador. También criticó las propuestas migratorias de Trump y aseguró que “ningún ser humano es ilegal”, en referencia a los inmigrantes indocumentados.

Ramos fue echado por un guardaespaldas de Trump el martes durante una rueda de prensa, al cuestionarlo sobre su plan migratorio, algo a lo el candidato republicano se negó a responder. Pasados unos minutos, el comunicador fue autorizado para regresar a la conferencia, donde hizo varias preguntas donde cuestionó la postura de Trump en inmigración.

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ, por sus siglas en inglés), condenó el martes la expulsión de Ramos de la conferencia de prensa por hacer su trabajo.

Fuente: La Jornada.

 

Leave a Reply