Astrolabio

Por Victoriano Martínez

“Hoy no nos debe de extrañar que tenemos una de las secretarías más observadas en el país, la Secretaría de Salud, más de mil 700 millones fueron desviados y saqueados en la Secretaría de Salud. Esas cuentas se van a cobrar, el pueblo las quiere cobrar” dijo Ricardo Gallardo Cardona en su discurso de toma de protesta como gobernador del Estado el pasado 26 de septiembre.

A poco más de siete meses, los dos titulares que tuvo esa dependencia durante el sexenio de Juan Manuel Carreras López se encuentran presos por delitos similares. Mónica Rangel Martínez por un monto de 22 millones 400 mil pesos, y Miguel Ángel Lutzow Steiner por alrededor de 31 millones de pesos.

En ninguno de los dos casos se ha dado la reparación del daño, pero aun si esta se diera, los 52 millones de pesos por los que se les acusa distan mucho de los mil 700 millones de pesos que según el mandatario “fueron desviados y saqueados”.

Si bien las observaciones que realizan los entes fiscalizadores a las cuentas públicas de los funcionarios fiscalizados no representan en automático desvíos y saqueos, constituyen uno de los primeros indicios de que tales situaciones pudieran estar presentes en el manejo administrativo del erario.

De acuerdo con las cinco actas disponibles de las sesiones del Comité de Adquisiciones de los Servicios de Salud en el Estado, entre el 20 de octubre y el 31 de diciembre de 2021 se adjudicaron compras por 401 millones 370 mil 651.87 pesos, en la mayoría de los casos sin las licitaciones correspondientes ni cubrir los requisitos legales para ese gasto.

Si el hecho de que se haya incurrido en irregularidades con las características suficientes para ser observadas por el sistema estatal y nacional de fiscalización comienza a igualar a la actual administración estatal con la que realizaron sus antecesores, más sorprendente resulta que Daniel Acosta Díaz de León revele que “sabíamos que íbamos a ser observados”.

Para los primeros tres meses de la administración de Gallardo Cardona, en la secretaría que él catalogó como la más observada del país se registraron adquisiciones por 401 millones de pesos que potencialmente habrán de ser observadas, pues las adjudicaron conscientes de que lo hacían sin cumplir los requisitos legales.

A esa circunstancia se suma un elemento que tiene que ver con dos de los diez integrantes del Comité de Adquisiciones: fueron socios de Axioma Kusuri, la empresa que fue denunciada por el Interapas el 29 de abril de 2019 por fraude en contratos por servicios médicos para los empleados del organismo.

Se trata de Juan Carlos Jiménez Rivera, como director de Planeación, Evaluación y Proyectos Especiales, y de Juan Carlos Negrete Ayala, como director de Atención Médica. Dos puestos clave para definir en qué gastar y cómo utilizar lo adquirido.

Aquella denuncia, que formó parte del paquete que presentó la administración municipal de Xavier Nava Palacios contra su antecesor Ricardo Gallardo Juárez, describió un amplio catálogo de delitos con un daño patrimonial para el organismo operador de agua por 249 millones de pesos.

En la trayectoria de la gallardía, las cuestiones que tienen que ver con la salud aparecen como un campo abierto para realizar acciones cargadas de sospecha de irregularidades que tienen que ver con el posible y presunto desvío de recursos públicos.

Cuando Gallardo Juárez estaba por cumplir seis meses como alcalde de la capital, se destapó el caso Sandra Sánchez Ruiz y la presunta compra simulada de medicamentos por más de 66 millones de pesos que a la fecha no ha sido aclarado y sobre la que existen denuncias ciudadanas y también del ayuntamiento, promovida durante la administración de Nava Palacios.

En la resolución del amparo por el que obtuvo su libertad Gallardo Cardona a finales de 2015, el juez describió la forma en que se triangularon recursos del Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez a través de la Clínica de Especialidades Wong para que finalmente terminaran en empresas de los Gallardo.

Hoy que se encuentran bajo revisión por parte de la Auditoría Superior de la Federación y la Auditoría Superior del Estado la Cuenta Pública 2021 se revelan elementos para que tampoco deba extrañar que la secretaría de salud siga siendo una de las más observadas, incluso con algún grado de concentración en el último trimestre… ya con el nuevo gobierno a cargo.

A+