CNN Español

En Argentina, tras más de 36 años de búsqueda, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, pudo dar con el paradero de su nieto Guido, quien se sometió voluntariamente a una prueba de AFN porque dudaba de su identidad.

Estela De Carlotto no ocultó su emoción al saber la noticia el martes. “Gracias a la vida, porque lo quería es no morirme sin abrazarlo y pronto lo voy a poder abrazar, gracias”, dijo.

Guido nació en cautiverio durante la última dictadura militar argentina.

La activista aún no ha podido hablar con su nieto.

“Dice que va a venir pronto, nos vamos a conocer. Como toda persona tiene miedos y es un chico excepcional. Realmente es un premio que me da la vida de tenerla a Laura mi hija de alguna manera en lo que está en el”, dijo De Carlotto.

Guido tiene 36 años, es músico, está casado y fue criado como Ignacio Hurban por otra familia en Olavarría, en circunstancias que la Justicia ahora debe investigar.

Según Carlotto, él mismo se acercó a Abuelas de Plaza de Mayo, la asociación que busca a los hijos de los desaparecidos durante la última dictadura militar entre 1976 y 1983, que fueron apropiados ilegalmente y crecieron con su identidad cambiada. Allí pidió someterse a un examen de ADN.

Paradójicamente, Guido o Ignacio, hace dos años celebró en su cuenta de Twitter cuando el nieto 106, Pablo Gaona Miranda, recuperó su identidad.