FotografÍa tomada de Revista Politique

Carlos Rubio

El pasado 10 de octubre el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) inauguró una nueva exposición titulada Neomuralismo San Luis Potosí, en la cual artistas potosinos compartieron su arte en las paredes del museo, no obstante la polémica se desató luego de que los visitantes observaran una obra que hace referencia a los “Proud Boys”, un grupo supremacista de hombres blancos nacido en Estados Unidos.

La obra que causó molestia entre los visitantes se titula “Proud Girls” y su autor es Javier Medellín, alias Jilipollo; en la descripción que acompaña a la obra, el artista menciona que está dedicada “a la creciente injusticia y ‘violencia justificada’ que se está cometiendo principalmente a la gente de raza blanca en U.S.A, a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un policía estadounidense que indignó al mundo”.

Javier Medellín escribe que el movimiento Black Lives Matter –el cual busca erradicar la supremacía blanca– es responsable de la violencia desatada en Estados Unidos hacia propiedades, ciudadanos, e incluso de muertes.

“Hay quienes incluso afirman que sólo puede existir el racismo de la gente blanca hacia otras razas, pero no a la inversa”, continúa escribiendo Medellín.

En un siguiente párrafo, el expositor enaltece a la organización “Proud Boys”, a la cual describe como “un grupo fraterno que difunde una agenda de ‘corrección anti-política’ y ‘anti-culpa blanca’, quienes se niegan a ser debidamente humillados por estos grupos radicales y ser utilizados. Están orgullosos de ser quienes son y de usar sus voces”.

El autor finaliza comentando que su obra representa metafóricamente a un “grupo de chicas blancas tratando de emerger a lo alto ante esta oscura situación, negándose a quedarse humilladas abajo y de ser utilizadas por la multitud. Son chicas simplemente porque me gusta pintar a esas musas que nunca tendré en mi vida”.

Un poco de historia de los Proud Boys y Black Lives Matter

El FBI clasifica a los Chicos Orgullosos (Proud Boys en español) como un grupo de odio extremista ligado al nacionalismo blanco. El fundador de esta organización es Gavin McInnes, quien también creó la revista Vice; desde hace años se le ha conocido por sus constantes comentarios racistas, transfóbicos y misóginos. McInnes nació en el Reino Unido y creció en Canadá, por lo que ha intentado expandir este grupo hacia estos lugares.

El grupo Proud Boys fue fundado en 2016 bajo el recuerdo y la nostalgia del hombre blanco dominando el mundo, en un recuerdo a la era de la esclavitud. Se han enfrascado en diversos altercados en contra de grupos de izquierda y se han proclamado como admiradores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también reconocido por comentarios extremistas y un discurso antiinmigrantes.

Esta organización es clasificada como neofascista, por lo que mantiene una lucha constante contra grupos antifascistas en Estados Unidos; también se reconoce por constantes ataques en contra de indígenas y musulmanes; incluso se ha visto envuelta en la muerte de jóvenes manifestantes.

Se autodefinen como una organización que lucha por la libertad de expresión, sin embargo su discurso de odio ha sido fuertemente criticado por organizaciones como Southern Poverty Law Center y la Liga Antidifamación –de origen judío–.

Por otra parte, Black Lives Matter es un movimiento que nació en 2013 en Florida, Estados Unidos, luego de que un vigilante de nombre George Zimmerman fuera absuelto tras un juicio por asesinar con arma de fuego a un joven negro de 17 años.

El movimiento inició a través de redes sociales bajo el hashtag BlackLivesMatter, pero poco después se expandió hacia las calles, donde personas de la comunidad afroamericana se han manifestado en defensa de sus derechos y en busca de erradicar el racismo, además se pronuncian especialmente en contra de la violencia e intolerancia que ejerce la policía en contra de las personas negras.

Aunque Black Lives Matter busca no alentar la violencia, se conoce que han respondido fuertemente en manifestaciones en las que han sido agredidos y en distintos momentos sus protestas se han tornado hacia la intervención de espacios públicos e incluso privados.

El movimiento tuvo un resurgimiento este año luego de la muerte de George Floyd en Mineápolis. El hombre de origen afroamericano murió a manos de un policía, luego de que este lo asfixiara colocando su rodilla en su cuello durante casi nueve minutos. Este hecho desató protestas en más de 400 ciudades de EUA; las manifestaciones ocasionaron que Donald Trump fuera resguardado en un búnker y se apagaran las luces de la Casa Blanca.

Reacciones hacia la obra del MAC

 

Distintas personas han pronunciado su descontento a través de redes sociales, incluyendo en el Facebook que pertenece al MAC; una usuaria identificada como Olga LH escribió en una publicación: “Ojalá no hubieran permitido que una de las obras presentadas fuera asquerosamente facista (sic)”; a lo que el museo respondió: “No consideramos que ninguna expresión artística exhibida sea negativa. Aún así, la opinión de los artistas, como la tuya y la de todo nuestro público, es recibida y respetada por igual”.

Otra usuaria con nombre Nomás María, comentó: “Muy bonito y todo por las demás artistas que representaron excelente la esencia del neomuralismo… Por ello debieron revisar antes el mensaje horriblemente fascista que el autor dedico a la obra nombrada “Proud Girls” los deja muy mal parados por el simple hecho de estar ahí y además ser la primera con la que se encuentran las y los visitantes, para que tomen cartas en el asunto… Imagínense el descaro de ver eso mañana en pleno Día del Respeto a la Diversidad Cultural, ojo con eso”.

En otra publicación, Ale Vela aseguró que “El racismo a la inversa no existe. Si son un medio para divulgar el arte y la expresión, deberían tener en cuenta la responsabilidad de los mensajes que permiten en su espacio. No es cuestión de respetar todo tipo de ‘opiniones’. Es que hay opiniones que son desinformantes o violentas. El arte y la libre expresión no deben estar separadas de la responsabilidad social”.

En la exposición del MAC hay un muro destinado a que los visitantes expresen su arte u opinión, y fue llenado por mensajes en contra de la obra Proud Girls: “Al MAC, al Jilipollo y a la memoria histórica, no queremos fascismo ni en los museos ni en la calle”, escribieron las personas molestas.

Además del artista señalado, en la exposición Neomuralismo San Luis Potosí, participaron Eduardo Castillo, Moon Venture, Josué Abisai, Janín Garcín, Luis Manuel Bacilio, Ilse Flores, Edgar Jaúregui, Felipe Moreno, Viridiana Ortíz y Sandra Menvi.