Astrolabio

abuso sexual infantil 1_0

 

Ciudad de México (09 de marzo de 2016).- La mamá de una compañerita me dijo: es que mi hija me comentó que el maestro besa a mi hija en la boca a la fuerza y que a su hija le ha tocado la vagina”, narró, con frases desgarradoras, la madre de una de las víctimas del profesor Luis Manuel Escobar Guillén, detenido y vinculado a proceso por abusar sexualmente de al menos dos niñas en una escuela de Chiapas.

La mujer, quien prefirió no revelar su nombre durante una entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia, se refirió al profesor detenido como un monstruo con una mente retorcida y aberrante.

Narró cómo ha trascurrido la dolorosa experiencia para su hija y para su familia, a la que se suma la falta de respuesta por parte de las autoridades educativas.

Explicó cómo fue que se enteró del abuso a que era sometida su hija de 8 años,alumna de tercero en la Escuela Primaria “Rafael Pascacio Gamboa”, deTuxtla Gutiérrez, por parte de su profesor, quien ya enfrenta un proceso legal por abuso sexual a dos niñas, así como violación equiparada.

“Una compañerita de mi hija lo habla con su mamá, porque ella ya no quería ir al escuela, por el acoso del maestro.

La niña menciona a mi hija y la señora me contacta a mí. Me dijo: ‘es que mi hija me comentó que el maestro besa a mi hija en la boca a la fuerza y que a su hija le ha tocado la vagina’.

Tras un momento en shock, confesó, las dos madres de familia se dirigieron con el director de la escuela, Octavio Molina Díaz, para denunciar ante él la situación, aunque el directivo sólo atinó a persuadirlas, tratando de minimizar el hecho, y posteriormente solicitar al representante sindical en la escuela que le pidiera al profesor retirarse del plantel.

“Le comenta al representante sindical: Ya explotó la bomba. Dile (al profesor) que se vaya, ya no lo quiero aquí.”

Y, con aparente indolencia, el director comentó a las madres de familia: “‘Yo ya hice lo que tenía que hacer’…Dijo que él ya había cumplido como autoridad”.

La madre de familia reveló que no es el único caso de abuso en la que ha incurrido el maestro Luis Manuel Escobar Guillén, pues otros ocurrieron en 2014 en laEscuela Primaria 15 de Mayo, también localizada en Tuxtla Gutiérrez, con niños de segundo grado.

“De hecho, la Subsecretaría de Educación Federalizada recibió el documento donde los padres de familia pusieron su queja, porque la directora del plantel (15 de Mayo) se presentó con las madres de familia a presentar una queja de la situación que estaba ocurriendo.

Eso fue en mayo, y el maestro, si es que así le podemos decir maestro, porque yo creo que resulta denigrante hasta para el gremio llamarle de esta manera, porque es un monstruo…Es monstruoso, aberrante, es una mente retorcida de esta persona.”

Explicó que la directora de la escuela 15 de Mayo sí levantó un acta de hechos, como está obligada, y en el caso del director de la escuela “Rafael Pascacio” el director no hizo nada, por lo que las madres afectadas decidieron acudir al DIF, en donde les han dado acompañamiento y las canalizaron a la Fiscalía del estado de Chiapas, donde presentaron denuncias.

La madre de familia aseguró también que en salón de su hija los casos de abuso del maestro no son únicamente con dos niñas; “hay más niños afectados”, sostuvo, aunque dijo que “sus padres no han querido (denunciar)…Tal vez es miedo”.

Incluso, comentó que algunos padres y los mismos maestros del plantel no creen que haya tales abusos.

Con “lo que hemos visto y lo que las niñas han comentado, ya es suficiente”, dijo la madre de la pequeña víctima.

‒Después de los hechos ocurridos, ¿habló con su hija? ‒se le preguntó a la mujer.

‒Sí y, lógico, ella reacciona molesta: ‘¿Quién te lo dijo? No es cierto, ¿quién te lo dijo?’. Es lo más lógico, que me han comentado que ante ese tipo de cuestiones así reaccionan los niños, de una manera agresiva. Ella comentó en ese momento que no.

Después, “conforme han pasado los días, han ido a terapias, ya rindieron declaración, donde está todo dicho porque ahí sí ellas dijeron todo lo que había pasado, cómo había pasado, en dónde había pasado, porque todo fue en el salón de clases”, mencionó.

Por lo pronto, su hija toma terapias y ya no asiste a esa escuela “por prescripción médica, porque así lo señaló la sicóloga; no pueden regresar al plantel, porque es revictimizar a las niñas”.

Sin embargo, denunció que el subsecretario de Educación Federalizada, Eduardo Campos Martínez, no las ha querido recibir y tampoco les ha dado respuesta para reubicar en otra escuela a las niñas víctimas de abuso.

El maestro Luis Manuel Escobar Guillén permanece en la cárcel, sujeto a proceso penal, mientras el director de la escuela, Octavio Molina Díaz, fue destituido del plantel, aunque “no sé si ya procedieron contra él, porque es encubrimiento y omisión”, advirtió la madre de familia.

Fuente: Excélsior.

Leave a Reply

A+