Leticia Vaca

Un grupo de maestros jubilados denominado Dignidad Magisterial se manifestó durante la sesión de la diputación permanente para pedir que los legisladores intervengan y les sea pagado el bono de navideño (apoyo a jubilados por dos mil pesos).

Uno de los afectados, José Alfredo Martínez, relató que desde 2015 que el gobernador Juan Manuel Carreras López asumió su cargo han tenido que exigir el pago de este recurso.

“Tenemos que exigir ese bono, que de por sí es muy miserable, de dos mil pesos, porque hay estados que entregan hasta 25 mil pesos, en el caso de San Luis es a través del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE Sección 26) para su dispersión y aplica reglas muy rudimentarias, pide que se paguen cuotas, que hayan aceptado fraudes y que se tiene que comprobar que se pagó ese fraude; cada año tenemos que andar peleando ese bono”, abundó.

Refirió que desde 2015 hay entre tres mil y cinco mil jubilados que tienen que pelear este recurso, sin embargo “justamente el Sindicado aprovecha que estamos dispersos, enfermos y se aprovechan de una circunstancia que debería ser de consideración”.

“Ayer le decíamos al señor gobernador que desde que él llegó hemos tenido que andar en los espacios públicos buscando respuestas”, reiteró.

Desde el Legislativo, explicó, la labor sería reglamentar que la entrega de dicho bono no sea a través del Sindicato, sino por medio del ISSSTE, y “que no se apliquen reglas rudimentarias, que se apliquen leyes laborales, a nivel nacional ya se aplica”.