mg

Ciudad de México (13 de Marzo).-   Magda Guzmán, quien falleció ayer a los 83 años, fue una actriz enorme, entregada a su profesión y sin egos de por medio, nos deja una gran enseñanza de amor, afirmó su nieta Magda Karina.

“La actuación siempre fue su vida. Yo la admiré mucho, siempre la veía tan natural en los escenarios, tan entregada, tan profesional. El ego nunca le afectó porque nunca formó parte de su vida, ella era humana, humilde, una persona mágica”, destacó la también actriz.

Magda Guzmán murió la madrugada de ayer en un hospital de la colonia Roma de esta ciudad, a causa de un paro cardiaco.

Gozaba de buena salud, dijo Magda Karina, pero en septiembre de 2014 quedó muy afectada tras la muerte de su hija Mirtha.

“Desde entonces permanecía triste, se la pasaba dormida y hace una semana sentía que no podía respirar bien, así que la llevamos con el doctor, quien dio la orden de hospitalizarla el 5 de marzo debido a que su ritmo cardiaco estaba bajando”, explicó la nieta. La actriz permaneció varios días en el área de terapia intensiva.

Los médicos sugirieron la colocación de un marcapasos en apoyo a su corazón, pero al mismo tiempo, consideraron que por su edad no aguantaría la cirugía.

“Además, era muy arriesgado, pues ella fumó durante muchos años y sus venas estaban muy tapadas. Incluso anteayer bromeó y le dijo al doctor que cuando fumaba siempre se sentía bien”, platicó Magda Karina

La estrella del cine, teatro y televisión dejó de respirar la mañana de ayer. “Se quedó profundamente dormida hasta que su corazón dejó de latir. Se fue como los justos, llena de amor y rodeada de todos sus hijos, sus nietos y bisnietos”.

Entre los proyectos que la actriz de telenovelas como “En nombre del amor (2008)” y “Rosa salvaje (1987)” deja pendientes están un viaje a Canadá y Europa.

“Mis hijos viven en Canadá y en junio se graduará el de 21 años, su segundo bisnieto, así que iríamos a Vancouver para estar presentes en la ceremonia. Mi abuela y yo ayer platicábamos que después de ahí viajaríamos a Londres, París y Alemania. Incluso, llegó el papá de mis hijos y le dijo: ‘ya tengo su boleto de avión’, y ella le respondió de buen humor: ‘qué sinvergüenza eres’”.

En lo laboral tenía planes de participar en una telenovela y al parecer comenzaría a grabar en agosto.

“Tristemente no podrá concretarlo. Siempre fue una mujer muy inquieta, no podía estar sin trabajar, vivió para su profesión, para su familia, para todos nosotros. Siempre habló de la vida, nunca de la muerte, platicaba sobre la felicidad, acerca de lo hermoso”, resaltó.

En la sala 7 de una conocida agencia funeraria en esta ciudad, familiares y amigos de Magda Guzmán velan su cuerpo que yace en un ataúd de color claro. En la cabecera luce una imagen de ella en blanco y negro, que le fue tomada en su época de juventud.

Se esperaba que en el transcurso de la noche llegaranconocidos de ciudades como Mérida, Tampico y Guadalajara para darle el último adiós.

“Me gustaría que la recordaran como una mujer que siempre brindó una sonrisa y ayuda a quienes la necesitaron. Ella amó mucho y fue amada. Fue un ser maravilloso, lleno de luz”.

Magda Karina, su nieta mayor, también agradeció las muestras de cariño que el público y amistades del gremio artístico han expresado hacia su abuela a través de las redes sociales.

Incluso, le han escrito fans desde Macedonia, Brasil, España, Italia, Francia, Alemania y Rumania.

A Magda Guzmán le sobreviven tres hijos de cuatro que tuvo: Karina, Gerardo y Carlos.

Fuente: Diario de Yucatán