Astrolabio

Por: Eduardo Delgado.

 

Tras la escucha de los promocionales de Gobierno del Estado, difundidos para cerrar el sexenio torancista, más de uno debería preguntarse: “¿Podrían los diputados locales anular la elección de Juan Manuel Carreras y dejar al doctor, Fernando Toranzo Fernández, como “gober” sempiterno?”.

“En este gobierno se impulsó la productividad agropecuaria con la instalación de 582 hectáreas de agricultura protegida (invernaderos). Más de la superficie realizada en todas las administraciones anteriores”, se reproduce en la primera parte de uno de los mensajes transmitidos a través de la radio.

“Además –prosigue- de 23 mil 863 hectáreas de riego tecnificado, que permiten ahorros de hasta 60 por ciento de agua. En San Luis Potosí hay resultados. Gobierno del Estado”, remata el anunció.

Pero enseguida, cabría recordar que uno de los hijos del mandatario estatal, David Toranzo Ramos, es el propietario de la empresa “Aldaris del Altiplano S. A. de C.V”, beneficiada hace dos años por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, con una partida de más de tres millones para construir y operar un invernadero.

La compañía fue constituida en marzo de 2012 por David Toranzo y Pánfilo Montoya, la que en un principio alcanzó una calificación positiva para recibir un millón 80 mil pesos de 3 millones 870 mil pesos, costo total del proyecto.

Aparte, con otro monto por 198 mil pesos, “Aldaris del Altiplano S. A. de C.V”, con domicilio fiscal en la casa de la familia Toranzo Ramos, apareció el año pasado en el padrón de beneficiarios del Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria, dependiente de la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad de la secretaría federal.

Apoyo que la dependencia federal concede a productores que necesitan el servicio de garantía para acceder o mantener el financiamiento formal, incentivos para la reducción del costo del financiamiento, la contratación de seguros para actividades del sector rural o incentivos para la constitución de Capital de Riesgo, refieren las normas de la SAGARPA.

 

 

 

A+