Leticia Vaca

Por haber sido excluidos por parte de la dirigencia estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (morena), militantes del municipio de Tamazunchale realizaron una clausura simbólica de las oficinas estatales de este instituto político, además de pedir la renuncia del dirigente Sergio Serrano Soriano y una auditoría al manejo de los recursos de los últimos tres años.

“Sergio Serrano ha estado oficializado nombramientos de  comisiones regionales y municipales sin contar con la aprobación de la militancia. No ha habido una asamblea para llevar a cabo estas asignaciones, es por eso que estamos en desacuerdo porque la militancia tiene que decidir (…) en el padrón que ellos usan, ni ellos vienen; ese padrón está rasurado y no pueden estar llevando a cabo este tipo de actividades sin tener un padrón legal y excluyendo a la militancia”, denunció Juan Rubio Trejo coordinador territorial del Distrito VII.

Rubio Trejo, indicó que en cuanto se reanuden las actividades en Morena a nivel nacional, el grupo al cual encabeza tomará las instalaciones del CDE y exigirá que se realicen asambleas distritales para renovar la dirigencia en San Luis Potosí puesto que Serrano Soriana fue electo en 2015 y desde 2018 debió dejar su cargo.

“Estas oficinas se han convertido en un nido de ratas que solo vienen morenistas disfrazados que vienen   imponer sus intereses personales y a  pisotear los derechos de los militantes.  Por hoy solo vamos a hacer una clausura simbólica porque todos están trabajando desde casa, cuando se reanuden las actividades vamos a tomar esta dirigencia y exigir la destitución de Sergio Serrano y que venga una comisión desde México; vamos a presionar para que se hagan asambleas distritales y estatales porque los consejeros electos en 2015 ya no tienen validez”.

A la clausura acudieron cerca de 30 personas que llegaron hasta las oficinas de Morena ubicadas en la calle de Estatuto Jurídico en la capital potosina a bordo de un autobús que dejaron estacionado casi frente a la fachada.