Angélica Campillo

Familiares de Erwin de Jesús N., presunto responsable de la muerte del líder de ambulantes, Martín Ayala Torres, aseguraron que el joven es inocente de los cargos que se le están imputado, ya que se trató de un accidente, por lo que exigieron justicia a las autoridades.

En rueda de prensa, Silvia Ramón Medina, madre de Erwin y cuñada de la víctima, narró que el lunes 3 de febrero su hijo acudió al domicilio de Martín Ayala a mostrarle unos abrigos, ya que ella vende ropa, visita en la que el ahora occiso le enseñó dos de sus armas a su sobrino, pero una de ellas se le resbaló de las manos al comerciante, cayendo al piso, lo que provocó que se accionara y una bala atravesara su cráneo.

Reveló que, al dar cuenta de ello, la esposa de la víctima y tía del imputado, le sugirió al joven que se retirara del domicilio porque sabía que no era culpable, y aunque en un principio no quería abandonar del lugar e incluso se ofreció a llamar a la policía, porque argumentaba que había sido un accidente, finalmente, ante la insistencia de la mujer, optó por irse, no obstante cuando ya no estaba presente, los familiares de Martín Ayala dieron aviso a las autoridades y señalaron que el responsable había huido.

Dijo que, posteriormente, cuando se realizó el cateo en el domicilio de Soledad de Graciano Sánchez, donde se cumplimentó la orden de aprehensión en contra de Erwin de Jesús, también acudieron comerciantes ambulantes allegados a la víctima, quienes agredieron a sus familiares.

Acusó que ha recibido amenazas por parte de comerciantes ambulantes que conocían al hoy occiso y los hizo responsables de lo que le pudiera ocurrir tanto a ella como a su familia.

La madre del imputado aseveró que hay cámaras de seguridad en la casa del ahora occiso, las cuales instalaron recientemente, por lo que solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) que las revise para que se revele cómo sucedieron en realidad los hechos: “no es justo que culpen a una persona cuando ni siquiera tienen el valor de entregar las pruebas para que se compruebe su inocencia”, manifestó.

Por separado, fuentes de la FGE informaron que en la audiencia inicial llevada a cabo el jueves 13 de febrero en contra de Erwin de Jesús N., el juez otorgó la duplicidad del término, es decir, seis días, para que tanto la defensa como los litigadores de la Fiscalía aporten más pruebas, y en este contexto el imputado quedó en prisión preventiva temporal.