Imagen tomada de internet

Antonio González Vázquez

El 2018 cerró como el año más violento desde que se cuentan los homicidios en el país y 2019 no ha empezado de modo distinto. Enero refleja ya que los crímenes se cometen con tanta saña y brutalidad que al inicio del sexenio. Esta es la crónica de los homicidios del primer mes del cuarto año de mandato de Juan Manuel Carreras López.

En la avenida Universidad del municipio de Ciudad Valles un hombre viajaba en su motocicleta y en eso se le emparejó un automóvil y uno de los ocupantes le disparó en varias ocasiones. Eran las tres menos diez de la tarde, cuando la víctima fue abatida, su cuerpo fue a parar a un lado de la calle. Los hechos, el día 27 de diciembre. Según la Policía Estatal, se trató de un ex agente de la policía de Ciudad Valles y se llamaba Mario.

Eran casi las diez de la noche del día 27 de diciembre y un grupo de amigos estaban reunidos en el estacionamiento de la Plaza El Paseo en la capital del estado. Conversaban junto a sus motocicletas y de improviso, pasó por el lugar un automóvil de color rojo y enseguida les dispararon. El saldo, tres muertos y dos heridos. La policía reportó que se trató de una venganza como resultado de una riña que se había suscitado en un antro días atrás del trágico suceso.

Por la mañana del día 31 de diciembre en un solitario camino de la comunidad de Las Rusias, municipio de Villa de Zaragoza, fue localizado el cadáver maniatado de un hombre que fue ejecutado con tiro de arma de fuego en la cabeza.

Cerca de la medianoche del día 3 de enero, en un camino de terracería que conduce a la colonia El Mirador en la cabecera municipal de Cárdenas, una patrulla de la policía municipal hizo el alto a una camioneta en la que viajaban varios sujetos. La unidad hizo caso omiso y entonces se inició una persecución y luego un enfrentamiento a tiros del que resultaron dos civiles muertos y dos presuntos delincuentes detenidos.

A orilla de la carretera 57 México-Nuevo Laredo está el cuerpo de un hombre ejecutado. Es el kilómetro 97 entre las comunidades de Pozas de Santa Ana y Charco Cercado en el municipio de Guadalcázar. Son las nueve de la mañana del día 4 de enero y el hallazgo provoca consternación. Se trata de un habitante de ese municipio, tenía 27 años de edad y le quitaron la vida de dos disparos en el tórax.

Próximo al anochecer del día 7 de enero, un hombre que intentó robar un tractocamión de carga en la carretera federal 57 México-Nuevo Laredo murió tras enfrentarse a golpes y ser sometido por el operador de la unidad. Los hechos ocurrieron en el tramo San Luis Potosí-Matehuala. El presunto delincuente aprovechó que el trailer se detuvo y se acercó a la puerta del conductor; con una pistola rompió el vidrio de la ventana y se apoderó del vehículo. Al forcejear con el chofer, el arma que portaba el asaltante se habría disparado y resultó herido, lo cual fue aprovechado por el camionero para pedir apoyo a la policía que se encontraba en un destacamento de carretera del municipio de Guadalcázar. Cuando llegaron al lugar, el presunto delincuente ya había perdido la vida.

Minutos antes del mediodía del 9 de enero, vecinos de la comunidad de La Rinconada, municipio de Ciudad del Maíz, avisaron a la policía que en un  solar alguien había visto un cráneo y otros restos de una persona. La policía se presentó en el sitio indicado y en efecto, dieron cuenta de una osamenta  de un hombre que presuntamente había desaparecido desde el mes de septiembre.

Una mujer de 58 de edad fue asesinada ya entrada la noche del día 10 de enero en el municipio de Santo Domingo. El cuerpo fue encontrado sin vida en una calle de la comunidad de La Providencia. Al parecer, afuera de su domicilio discutió con su esposo quien de súbito la agredió a golpes y finalmente la hirió de muerte con una navaja, misma que fue localizada en el lugar de los hechos luego de que el presunto asesino huyó. Fue el primer probable feminicidio del año.

Por la tarde del día 12 de enero, en una vereda rodeada de matorrales y mezquitales, se escuchó el llanto de un niño. Unos jornaleros se acercaron al lugar de donde provenían los lamentos y se encontraron con una camioneta tipo Van; en el interior, el cuerpo sangrante de un hombre y junto a él un chico de dos años de edad. Avisaron a la policía que en breve llegó al lugar del suceso en la comunidad de Rancho Nuevo, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, donde se recogió el cadáver que pertenecía a un hombre que había desaparecido, junto a su hijo, 24 horas antes del hallazgo.

En un potrero de la comunidad de El Cañón, municipio de Alaquines, un adolescente cuidaba a los animales que pastaban en el lugar y en eso, se topó con los restos de un hombre. Eran algo así como las dos de la tarde del día 13 de enero. Fue a su casa en el ejido El Sabino y avisó a su familia y ésta a su vez llamó a la policía. La osamenta correspondía a un hombre que al momento del hallazgo no fue identificado.

Hacia las diez de la noche del día 15 de enero, un hombre de 22 años de edad fue acribillado por sujetos que viajaban en una motocicleta sobre la calle Corregidora en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Junto con otros jóvenes, la víctima estaba conversando en  la esquina de 16 de septiembre y luego de eso tomó camino a su casa y frente a su domicilio fue alcanzado por sus agresores que se dieron a la fuga.

En otro incidente, un hombre fue asesinado en el interior de su vehículo en un autolavado en la avenida Acceso Norte que une a los municipios de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez. El hombre estaba al interior de una camioneta de color negra y mientras la lavaban, llegaron tres sujetos que había descendido de un auto de color gris y le dispararon en repetidas ocasiones. El hallazgo, a media tarde del día 15 de enero.

Por la madrugada del día 16 de enero unos sujetos ingresaron cautelosamente a una casa del fraccionamiento Valle del Tecnológico en la capital potosina, ingresaron a una habitación y sin más, lapidaron a su víctima que dormía. Lo golpearon con tubos y después le dieron muerte con una navaja. Todo, según el reporte de la policía, a la vista de la familia del agredido, un hombre de 42 años de edad.

Estaban por dar las ocho de la noche del día 20 de enero y los miembros de una familia conversaban en la calle Nevado de Toluca en la colonia General I. Martínez, cuando de pronto, se plantó un sujeto armado y le disparó a un joven; la víctima cayó ante el azoro de sus compañeros mientras que el agresor se dio tiempo para ultimarlo con arma blanca.

Apenas había terminado su turno como vigilante de una guardería cuando lo asesinaron de un balazo. El guardia de seguridad abandonó las instalaciones de La Granjita en la calle Primero de Mayo en la colonia Bugambilias en el municipio de Ríoverde cuando fue herido de muerte con un proyectil de arma de fuego que le hirió en el estómago. El agente identificado como José Antonio, murió desangrado.

Un hombre de unos 25 años de edad fue ejecutado cuando viajaba en motocicleta en la colonia Nezahualcóyotl en el municipio de Tamazunchale. Tras la agresión ocurrida como a las nueve de la mañana del día 21 de enero, el cuerpo fue a parar a zanja cubierta de follaje de donde las autoridades lo rescataron.

En un barracón habitado por un menesteroso sin hogar, la policía estatal encontró los restos desmembrados de un cuerpo. También fue decapitado. Hacía las tres de la tarde del día 22 de enero, un grupo de agentes llegaron a un predio de la colonia 18 de marzo en el municipio de Ébano. Se había recibido denuncia de que de ese lugar salían olores nauseabundos y en efecto, la fetidez obedecía a que en el lugar estaban desde hacía días, los restos de un indigente, al parecer, se reportó preliminarmente, de un indigente que había sido destazado por su compañero de barraca.

Por la noche del día 22 de enero, a unos metros del cauce del río El Meco en el municipio de El Naranjo fue localizado un automóvil abandonado en cuyo interior fue ubicado el cuerpo de un hombre asesinado. La víctima, de nombre Heriberto, de 37 años de edad, había desaparecido hacía por lo menos dos semanas.

En un lote baldío de la colonia La Pimienta en el municipio de Ciudad Valles, yacía el cuerpo de un hombre que fue asesinado a golpes de piedra en la cabeza. El cadáver fue descubierto por la tarde del día 22 de enero. Familiares de la víctima, lo reconocieron y en vida se llamó Roberto y tenía 58 años de edad.

Dos hombres fueron acribillados en calles del peligroso municipio de Soledad de Graciano Sánchez en el anochecer del día 25 de enero. En la calle Acacias en la colonia Los Fresnos, sujetos armados a bordo de una camioneta identificaron a sus víctimas que caminaban por la acera y les dispararon ráfagas de fusil. Uno cuerpo quedó abatido en la banqueta y el otro en el asiento de un auto en el que pretendió refugiarse.

Entre cúmulos de escombros y basura fue localizado el cuerpo, ya en estado de descomposición de un hombre. El día 25 de enero, en un terreno baldío a donde la gente acostumbra arrojar escombros de la construcción y desechos domésticos en la colonia Segunda Reforma del letal municipio de Soledad de Graciano Sánchez, fue descubierto el cadáver, la víctima tendría unos 40 años de edad.