Astrolabio

Mujeres se manifiestan pacíficamente por el 8M

Mujeres se manifiestan pacíficamente por el 8M

Carlos Rubio

Este año la marcha por el Día Internacional de la Mujer fue distinta, un número muy reducido de asistentes, por ende, el contraste con el año pasado fue notorio y es que, —entre las dos fechas— hay una pandemia de por medio y 4 mil 868 defunciones en el estado; aún en esta situación es imposible ignorar la problemática que acecha a las mujeres desde hace decenas de años: la violencia de género.

Las mujeres comenzaron a reunirse a las 4 de la tarde en la Plaza de Armas, ahí comenzaron a pintar sus carteles, a trazar su molestia y plasmar la injusticia de la que son víctimas todos los días: acoso, abuso, violencia, feminicidios, violaciones y la lista es larga. Tan solo entre enero y febrero de este año, se registraron 21 homicidios de mujeres.

El primer punto de protesta fue el Congreso del Estado, el principal reclamo: rechazar una y otra vez las iniciativas para despenalizar el aborto en San Luis Potosí. Cada legislatura se ha encargado de seguir criminalizando esta acción a la que muchas mujeres deben de recurrir para poder continuar con una vida libre, aunque algunas no lo logran y pierden la vida en el intento.

“Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo”, gritaban frente al recinto legislativo.

Otro de los lugares que se encuentran en la Plaza de Armas y fueron punto de reclamos fue la iglesia; la catedral de San Luis Potosí, el catolicismo, una institución con una fuerte influencia en la sociedad potosina, con múltiples y diversos llamados a “salvar las dos vidas”. Hasta este momento, ningún espacio fue intervenido, las mujeres manifestantes únicamente se dedicaron a llevar sus carteles y descargar su enojo en cada grito que lanzaban al aire, con dirección a los espacios que las han revictimizado con el paso de los años.

De ahí se dirigieron a la Fiscalía General del Estado, encargados de esclarecer los feminicidios que han ocurrido en el estado, pero que han sido ineficientes al momento de hacerlo: “Me cuidan mis amigas, no la policía”. Y en seguida, el fuerte reclamo porque la semana pasada, bastaron dos días para que capturara a los autores materiales del homicidio de un empresario, mientras decenas de mujeres siguen desaparecidas y sus violentadores, libres.

Pañuelos y blusas moradas, paliacates verdes y chamarras negras, son las prendas que caracterizan esta marcha y este día; es el luto, es la lucha y es la libertad.

El año pasado miles de mujeres aglomeraron las calles del Centro Histórico, fue la marcha más grande que se haya registrado en San Luis Potosí por el Día Internacional de la Mujer, pero ante la situación que se vive hoy en día, los colectivos de mujeres decidieron no hacer el llamado para tomar las calles y dejar a decisión propia el manifestarse o quedarse en casa; fueron al menos 100 mujeres las que acudieron al llamado de caminar por las calles, con cubrebocas.

Finalmente el grupo de mujeres regresó hacia la Plaza del Carmen y volvió a la Plaza de Armas, para colocarse frente al Palacio de Gobierno y dedicarse a cantar algunas canciones y a escuchar a algunas mujeres víctimas de violencia.

Hasta ahí llegó Tania Montes, la mamá de Sharon Romina Moreno Montes, la niña que murió atropellada el 24 de diciembre en Mexquitic de Carmona. Su reclamo fue contra la Fiscalía, donde se mantiene una gran calma ante el homicidio de su hija y más de dos meses después de su muerte, no hay avances en la investigación para dar con el responsable. Con carteles, Tania exigió por justicia para su hija.

Todos los carteles que cargaron las mujeres fueron pegados en las vallas que protegen al Palacio de Gobierno y al Congreso del Estado: “Estado feminicida”, “aborto legal ya”, “vivimos en un país donde se protege a los monumentos y no a las mujeres”, “vivas se las llevaron, vivas las queremos”, decía en sus pancartas que quedaron exhibidas frente a los inmuebles.

A+