Leticia Vaca

El diputado Cándido Ochoa Rojas, quien era secretario general de Gobierno cuando ocurrió el homicidio de Karla Pontigo Lucciotto, negó que haya recibido presiones para cambiar el rumbo de la investigación.

Además, rechazó que se haya dado un trato especial a quienes eran investigados: “se hizo la investigación como tantas (…) hasta donde yo supe nada más se estaba investigando a los dueños y a las personas que trabajaban en ese lugar”, añadió.

No obstante, reconoció que no siguió puntualmente el proceso de la investigación, pues afirmó que se le dio el mismo trato que a otros casos similares.

De igual manera, al ser cuestionado sobre si se encuentra tranquilo luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que la investigación debe ser respuesta y atendida con protocolos de feminicidio, respondió: “estoy al pendiente” y aseguró que estará muy atento al desarrollo de esta averiguación.

Finalmente, apuntó que sí se pueden fincar responsabilidades a funcionarios que fueron omisos en la investigación.