Astrolabio

Fernanda Durán

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “no hay dedazo” en Morena, tras ser cuestionado sobre el posible descontrol dentro del partido ante la elección de candidatos.

“Una cosa son los dirigentes, la llamada clase política y otra cosa son los ciudadanos, el pueblo”, refirió.

López Obrador reiteró su postura con lo que ahora representa el “movimiento de Morena para el pueblo y la democracia”, según declaró durante la conferencia mañanera de este 3 de agosto

“Lo voy a estar repitiendo, aunque parezca disco rayado, si me preguntan en qué se ha cambiado, les diré que de mentalidad en nuestro pueblo, una mayor concientización del pueblo, no hay analfabetismo político. Ese es el gran aporte de nuestro movimiento (…) lleva ese propósito de fortalecer la concientización la formación y que la política no sea asunto solo de los políticos”.

Señaló que sin importar las disputas entre los candidatos, ya no existe el dedazo dentro del partido:

“Ya no hay dedazo (…). Mi opinión es la que el pueblo manda, no voy a decir quién es mejor, pero claro que son mejores que los que pueda postular el bloque conservador”.

Sin embargo, en las recientes elecciones internas del partido fueron exhibidas diversas irregularidades entre acarreos e inducción al voto, como en el caso de San Luis Potosí, donde algunas personas portaban pequeñas hojas de papel con los nombres por quienes debían votar para congresistas de Morena, lo que pone en duda lo declarado por el presidente.

Por último, López Obrador afirmó que la política es un oficio a favor del pueblo que requiere de “amor al pueblo” sin relación con el egoísmo, hipocresía, corrupción o ambiciones.

A+