El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital.

Para el ciudadano común, la proliferación de delitos es motivo de preocupación y escándalo, pues su efecto se traduce en el temor de ser una víctima más. Para los funcionarios responsables de garantizar la seguridad pública, la proliferación de delitos es motivo de preocupación y escándalo, pero por motivos muy diferentes. Les preocupa una ciudadanía escandalizada y temerosa porque se vuelve un indicador del incumplimiento de sus funciones. Por eso no resultan extrañas las declaraciones que procuran tranquilizar a la población. Aunque a veces el temor a convertirse en víctimas de su negligencia (traducción: desempleados), recurran a declaraciones que minimizan los riesgos, como lo hizo, Armando Oviedo Ábrego, vocero de la Secretaría de Seguridad Pública, al prácticamente asegurar que no pasa nada. O el traslado de la responsabilidad de los robos de autos hecho por Edgar Jiménez Arcadia, director de Seguridad Pública Municipal, al asegurar que los delincuentes han aprovechado mayoritariamente los descuidos de las personas. Como para extrañar los viejos tiempos cuando hasta en los anuncios de AeroMéxico se ironizaba al señalar a San Luis Potosí como uno de sus destinos donde “no pasa nada”.

https://www.astrolabio.com.mx/potosinos-pueden-salir-a-convivir-a-restaurantes-asegura-armando-oviedo/

https://www.astrolabio.com.mx/jimenez-arcadia-atribuye-robos-de-vehiculos-a-descuidos-de-los-propietarios/

https://www.astrolabio.com.mx/en-san-luis-no-pasa-nada/