Por Victoriano Martínez

El río comenzó a sonar la semana pasada sobre un posible endeudamiento público estatal para enfrentar los efectos de la contingencia sanitaria, cuyo rumor arrancó con la revelación por parte del diputado Edgardo Hernández Contreras, secundado por una postura del diputado Rolando Hervert Lara, que configuró cierta verosimilitud de la versión.

Hernández Contreras aseguró que el viernes 17 acudió a reunión con los integrantes de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) el secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaytán, para exponer la intención de solicitar un crédito, lo que fue rechazado por los diputados Eugenio Govea Arcos, Oscar Vera Fábregat y por la legisladora María Isabel González Tovar.

“Primero va Daniel Pedroza y nos amenaza que posiblemente se va a solicitar un crédito, ese posiblemente es ya casi un hecho, pero así comienzan ellos a cabildear”, declaró Hernández Contreras, quien forma parte de la JUCOPO.

Hervert Lara, presidente de la JUCOPO, calificó de catastrófico e irresponsable pedir un préstamo y agregó que “primero se tiene que disponer de los recursos que se tienen antes de pensar en pedir un crédito a lo fácil”.

Por su parte, la diputada Marite Hernández Correa lamentó que de la JUCOPO no hayan informado al resto de los diputados sobre la intención del gobierno de Juan Manuel Carreras López de solicitar un crédito y se pronunció por que se estableciera un plan de austeridad que evite cualquier nuevo endeudamiento.

El ruido que hasta ese momento surgía del río hizo verosímil la intención gubernamental de incrementar la deuda estatal. Sólo el diputado Martín Juárez Córdova señaló que el endeudamiento de Gobierno del Estado sería “la última de las últimas” opciones, lo que no necesariamente descartaba que Pedroza Gaytán haya manifestado la intención de solicitarlo.

Con esos elementos, en la Caja Negra del sábado 25 de abril se advirtió sobre el manejo opaco de un tema tan trascendente y sobre la posibilidad del inicio de un cabildeo comparable con los que se dieron previo a la autorización de un crédito por mil 500 millones de pesos a Marcelo de los Santos 45 días antes de terminar su sexenio, y el cabildeo que fracasó sobre el caso PANAVI en 2017.

Tras la publicación, Pedroza Gaytán comunicó a Astrolabio Diario Digital las siguientes precisiones:

Acudió a la reunión con los integrantes de la JUCOPO por invitación de los diputados Rolando Hervert Lara y Martín Juárez Córdova, para que informara sobre la forma en que el gobierno estatal enfrenta financieramente la contingencia provocada por el coronavirus Covid-19.

Se puso a sus órdenes y les platicó sobre los recursos adicionales al sector salud, el gasto adicional que se dará en materia de reactivación económica y la reducción que esperan en los ingresos.

Les expuso que adelantaban aplicación del presupuesto, hacen un esfuerzo de reducción del gasto que incluye los ahorros que se dan por estar medio parado el gobierno.

A pregunta de uno de los diputados, “dije que no podíamos descartar ninguna opción, pero nunca jamás en la vida fui a plantear lo del crédito”.

Agregó que sobre el crédito “ni hemos estado analizando opciones, ni nada de eso todavía. Si se tuviera que dar como último recurso, como última última última opción, pues ya veremos, pero ahorita la verdad falta mucho para eso”.

El viernes 17 de abril no fue la primera vez que se habló de la posibilidad de un crédito. De acuerdo con versiones de varios diputados, el jueves 9 de abril, el gobernador Juan Manuel Carreras López invitó a todos los diputados a una reunión en el Centro de Convenciones para actualizarles la información sobre la atención por la pandemia.

Fue la primera vez que alguno de los legisladores preguntó sobre la posibilidad de un crédito y Carreras López en esa ocasión dijo que “no es la opción pero no se puede descartar”.

Lo que hasta ahora suena en el río deja ver la certeza sobre la inexistencia de una solicitud de autorización para un nuevo endeudamiento, la siempre abierta posibilidad de que se pueda dar en el futuro… y la reiterada pregunta de algún diputado como si en realidad hubiera entre algunos legisladores la intención de ponerse a las órdenes del gobernador para autorizárselo.