Astrolabio

Angélica Campillo

De acuerdo con el vocero de la organización civil Ciudadanos Observando, Guadalupe González Covarrubias, nueve diputados locales de San Luis Potosí se reparten 165 mil pesos mensuales para gasolina bajo el argumento de ser foráneos, a pesar de que dentro de sus percepciones ya viene incluido este concepto, por lo que consideró ilegal dicha situación. 

Cinthia Segovia Colunga, Mauricio Ramírez Konishi, Salvador Isaís Rodríguez, Ramón Torres García, Edmundo Torrescano Medina, René Oyarvide Ibarra, Liliana Flores Almazán, Yolanda Cepeda y Bernarda Reyes Hernández son los integrantes de la LXIII Legislatura que reciben apoyos mensuales extra para acudir a sus distritos.

Desde que se tuvo conocimiento de la aprobación de este gasto por parte de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado, Ciudadanos Observando alertó y señaló que se trata de un acto irresponsable y fraudulento, que engaña y traiciona a las y los potosinos.

Según lo mencionado por González Covarrubias, por un lado, estos diputados presumieron que se habían bajado el 10 por ciento de su salario mensual, pero por otro, algunos de ellos reciben hasta 25 mil pesos como Bernarda Reyes, y 22 mil pesos en el caso de Yolanda Cepeda Echavarría, “lo que habla de un engaño y una doble moral”.

El activista aseguró que los 27 diputados locales tienen integrados en su sueldo casi 8 mil pesos de gasolina mensualmente, lo cual quedó establecido desde hace dos legislaturas y está integrado en sus percepciones.

De acuerdo con el análisis que llevó a cabo la organización civil, los casi 8 mil pesos equivalen aproximadamente a 333 litros de combustible al mes. Durante la pasada legislatura, demostraron que con ello se puede viajar perfectamente y cubrir cualquier necesidad, lo cual está documentado por Ciudadanos Observando.

González Covarrubias manifestó que van a exigir que se dé marcha atrás a este acuerdo de la Jucopo, pues consideran que es un fraude que se comete contra la ciudadanía, “encontraron la forma de llevarse el dinero, maquillando justificaciones”.

Según un comparativo realizado por Ciudadanos Observando, la diputada Cinthia Segovia Colunga recibe lo equivalente a mil litros de gasolina al mes, pero de acuerdo con el análisis, el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Matehuala es de 187 litros, es decir 813 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 18 mil 276 pesos.

El legislador Mauricio Ramírez Konishi recibe lo equivalente a 777 litros de combustible al mes. De acuerdo con el análisis de la organización, el consumo real para trasladarse a su distrito en Santa María del Río es de 201 litros, es decir, 576 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 12 mil 948 pesos.

El diputado Salvador Isaías Rodríguez recibe el equivalente a mil litros de gasolina al mes, pero de acuerdo con el análisis, el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Salinas es de 250 litros, es decir 750 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 16 mil 860 pesos.

El legislador José Ramón Torres García recibe lo equivalente a mil 133 litros de combustible al mes, pero de acuerdo con el análisis, el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Rioverde es de 258 litros, es decir 875 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 19 mil 670 pesos.

El diputado Edmundo Torrescano Medina recibe mensualmente lo equivalente a mil 133 litros de gasolina, cuando el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Cárdenas es de 207 litros, es decir 926 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 20 mil 916 pesos.

El legislador René Oyarvide Ibarra recibe lo equivalente a mil 222 litros mensuales de combustible, mientras que el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Ciudad Valles es de 173 litros, es decir, mil 049 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 23 mil 581 pesos.

La diputada Liliana Flores Almazán recibe mensualmente lo equivalente a mil 222 litros de gasolina, pero el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Tamuín es de 231 litros, es decir, 991 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 22 mil 277 pesos.

La legisladora Yolanda Cepeda Echavarría recibe al mes lo equivalente a mil 222 litros de combustible, no obstante el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Tancanhuitz es de 141 litros, es decir, mil 081 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 24 mil 300 pesos.

Mientras que la diputada Bernarda Reyes Hernández recibe lo equivalente a mil 445 litros de gasolina al mes, cuando el consumo real para trasladarse a su distrito con sede en Tamazunchale es de 210 litros, es decir, mil 235 litros de más, por lo que se considera que comete un fraude de 27 mil 726 pesos.   

Con datos oficiales del propio Congreso Estado, Ciudadanos Observando llevó a cabo un análisis detallado de los kilómetros que recorrió cada automóvil asignado a los diputados durante la pasada legislatura, además de realizar un promedio mensual de sus recorridos, para generar un comparativo por distrito con los nueve diputados que reciben apoyo para gasolina.

Cabe destacar que en este comparativo se sumó lo que recibe cada uno de los nueve legisladores para gasolina, aprobado por la Jucopo en diciembre del 2021, más los casi 8 mil pesos para este concepto que están incluidos en sus percepciones.

A+