30

EE.UU, (2 de Abril).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se propuso liderar en su segundo mandato la guerra contra el cambio climático. Tras anunciar su plan de acción en noviembre, ahora, con vistas a la cumbre de París del próximo diciembre en la que se esperar arrancar un acuerdo para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, la Casa Blanca presentó de manera formal a la ONU su plan de acción: reducir en 2025 las emisiones entre el 26 y el 28% con respecto los niveles de 2005.

“Esta acción demuestra, por un lado, el momentum real que hay para poder lograr un exitoso acuerdo sobre el cambio climático en diciembre en París y, por otro, el compromiso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a liderar a nivel internacional este proceso”, expresaba la Casa Blanca en un comunicado sobre el anuncio de la presentación del plan a la ONU.

La cumbre de París tiene el objetivo de que los países lleguen a un acuerdo que entraría en vigor en 2020 con la meta de que la comunidad internacional actúe para evitar que las temperaturas aumenten más de dos grados centígrados a final de siglo.

Obama había anunciado este plan en noviembre pasado, junto al presidente de China, Xi Jinping, durante su visita a Pekín, en lo que fue una puesta en escena para mostrar el compromiso de los dos países más contaminantes del mundo con a lucha contra el cambio climático. Mientras Obama habló de la reducción entre el 26 y 28% para 2025, el mandatario chino, en lo que suponía la primera vez que China se comprometía a una reducción, anunciaba que empezaría a eliminar emisiones de gases de efecto invernadero a partir de 2030.

Anuncio de Rusia

Pocas horas después que la Casa Blanca anunciara la presentación de su plan ante la ONU este martes, Rusia, otro de los países más contaminantes, hacía lo mismo, siendo ya, hasta la fecha, 35 los estados que presentaron sus propuestas.

Antes lo habían hecho la Unión Europea -que tras el anuncio de Obama y su homólogo chino, se comprometió a reducir en un 40% las emisiones para 2030-, Suiza, Noruega y México. Gabón se unió este miércoles, convirtiéndose en el primer país africano que presenta su propuesta.

En concreto, los planes fueron presentados a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que es el marco jurídico en el que se estableció el Protocolo de Kyoto de 1997.

La secretaria ejecutiva de la CMNUCC, la costarricense Christiana Figueres, se felicitó de que, tras los planes presentados por Estados Unidos y Rusia para el acuerdo de París, ya son dos terceras partes de los países industrializados los que lo han hecho, lo que cubre el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

“Muchos de estos planes son a largo plazo lo que muestra que con el tiempo se han convertido en más ambiciosos”, valoró Figueres.

Aunque Obama se puso como objetivo en su segundo mandato liderar la agenda global contra el cambio climático, en casa tendrá que lidiar con el partido republicano que lidera el Senado y la Cámara de Representantes. Ante los obstáculos que tendría para que el plan propuesto sea aprobado, el mandatario tiene previsto usar su poder ejecutivo para imponer este plan, algo que los republicanos no ven con buenos ojos.

Fuente: El MUNDO

Leave a Reply