Astrolabio

Jaime Nava

A pesar de que las obras para acondicionar en el Centro de Convenciones de San Luis Potosí la oficina del gobernador fueron de conocimiento público, ningún área de la administración que encabeza Ricardo Gallardo Cardona parece saber quién fue el contratista encargado de los trabajos o cuánto costaron, e incluso niegan que se hayan llevado a cabo.

El 22 de septiembre, a unos días de que concluyera el sexenio de Juan Manuel Carreras López, una fuente al interior del Gobierno del Estado informó a este medio de comunicación que el entonces gobernador electo, Ricardo Gallardo Cardona, había dado la orden de adaptar un área del Centro de Convenciones de San Luis como una oficina alterna a la que se encuentra en el Palacio de Gobierno, en el Centro Histórico.

Para conocer el proyecto de remodelación realizado, los nombres de las personas físicas y morales contratadas para ejecutar las obras, los montos pagados y las facturas, Astrolabio Diario Digital presentó solicitudes de información a diversas áreas de la administración estatal.

La oficina de la Secretaría Particular del gobernador respondió que entre sus obligaciones no se encuentra generar, archivar o resguardar los datos solicitados y recomendó dirigir la petición directamente al Centro de Convenciones.

El documento también fue enviado a la Oficialía Mayor; no obstante, a través del oficio OM/UT-8/2021 se declararon notoriamente incompetentes para responder “toda vez que todos los temas relativos a la Secretaría de Desarrollo Urbano Vivienda y Obras Públicas, corresponden a dicha dependencia, por lo que se sugiere realice nueva solicitud ahora dirigida a dicha institución”.

En la Secretaría de Desarrollo Urbano Vivienda y Obras Públicas (Seduvop), su titular, Isabel Leticia Vargas Tinajero, respondió que no contaban con información y recomendó presentar la solicitud ante la Secretaría General de Gobierno. 

Con un simple documento de Word, sin logotipo ni firma, la Secretaría de Finanzas también se deslindó al argumentar que su función se limita a “entregar el recurso presupuestado”.

Debido a que el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico funge como presidente de la Junta de Gobierno del Centro de Convenciones, se envió copia de la solicitud a dicha secretaría; pero se aseguró que “no produce, procesa, administra ni resguarda información al respecto, por no estar dentro de sus atribuciones y facultades”.

Los trabajos de remodelación del Centro de Convenciones fueron documentados por Astrolabio Diario Digital y el periódico Pulso; sin embargo, pese a la existencia de testimonios y fotografías donde se observan materiales de construcción, obreros y escombro, mediante el oficio CCSLP/UT/021/2021, la encargada de la Unidad de Transparencia del lugar aseguró que dentro de sus instalaciones “a la fecha que se informa no a llevado a cabo ningún proyecto de remodelación, adecuación, adaptación y/o construcción”(sic).

Como si fuera una obra fantasma, a casi un mes de que se adecuaron las instalaciones del Centro de Convenciones de San Luis para que Ricardo Gallardo Cardona tuviera su segunda oficina, nadie en la administración estatal parece saber cuánto costaron las obras, quiénes fueron los contratistas o dónde están las facturas.

A+