Jaime Nava

Desde hace un año y por instrucciones del rector, Manuel Fermín Villar Rubio, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) ha hecho todo lo posible para ocultar los documentos que comprueban que se utilizó a la institución para beneficiar a la empresa Think Green Project MX S.A. de C.V., creada por sus ahora yernos, Jonathan Corpi Navarro y Rodrigo Acosta García.

El 11 de abril del 2019, mediante la solicitud con número de folio 00483619 se le pidió a la UASLP que proporcionara copia de los contratos y facturas pagadas a la empresa Think Green Project MX S.A. de C.V.; sin embargo, la universidad no respondió nada, aunque estaba obligada a hacerlo.

Al mismo tiempo que se presentó esa solicitud, se formularon otras para pedir a la universidad los informes financieros de la Tienda Universitaria, el listado completo de asesores, secretarios auxiliares y otros cargos que no se encontraban publicados y los recibos de nómina de la esposa del rector, Gladys Farías Oliva.

La información, en la mayoría de los casos, llegó tarde e incompleta. Antes, el rector le encargó a un funcionario que se pusiera en contacto con éste reportero para ver si aceptaba que no me entregaran algunos documentos como los recibos de nómina de su esposa. Al funcionario le respondí que no aceptaba y le hice saber que su petición, evidentemente, provocaba el efecto contrario: ahora el interés por obtenerlos era mayor.

En otro momento de la conversación, el funcionario comentó que el rector cuestionaba por qué me “metía” con su familia, especialmente con sus hijas. La pregunta me sorprendió. Expliqué que yo no había realizado ninguna solicitud de información relacionada con sus hijas, pues no me interesaba nada relacionado con ellas. En ese momento yo desconocía que los socios de la empresa Think Green Project MX S.A. de C.V. eran los esposos de sus hijas.

Transcurridos unos meses, y después de que la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública desechara la queja en contra de la falta de respuesta de la UASLP justificándolos porque se atravesó un periodo vacacional, volví a presentar la solicitud de información para obtener los contratos y facturas pagadas a Think Green Project MX S.A. de C.V.; nuevamente no hubo respuesta.

La UASLP no quería tocar ese tema, aunque los motivos todavía eran desconocidos. Consultada al respecto, una fuente de alto nivel en la UASLP reveló que el silencio se debía a que el tema estaba “muy cabrón” porque el negocio pertenecía a los hoy yernos del rector.

Think Green Project MX S.A. de C.V fue creada en febrero del 2013 por Jonathan Corpi Navarro y Rodrigo García Acosta con el objeto, principalmente, de comercializar materiales energéticos, iluminación y energías renovables; así como de brindar consultorías y asesorías sobre campañas verdes, desarrollo de tecnologías, construcción e inversiones diversas.

La empresa contaba con una oficina ubicada en Amado Nervo 715 interior B, casi esquina con la calle de Fray Diego de la Magdalena. Al momento de crear la empresa, Jonathan Corpi era novio de la hija mayor del rector, Gladys Villar con quien se casó en marzo del 2016; mientras que, Rodrigo Acosta García y la segunda hija del rector, Sofía Villar, también eran pareja y se casaron en noviembre del 2016.

En enero del 2016, la empresa fue disuelta; sin embargo, durante el periodo en el que estuvo activa recibió diversos contratos de parte de la UASLP, aunque el tamaño del negocio no se conoce con certeza debido a que la universidad se ha encargado de ocultar la información.

UASLP NEGÓ RELACIÓN CON THINK GREEN PROJECT MX S.A. DE C.V

En enero de éste año la misma información sobre Think Green Project MX S.A. de C.V se requirió a través de la solicitud con número de folio 00051420, dentro del texto se les hizo saber que ya conocía que se trataba de un negocio relacionado con familiares del rector y se le pidió a la UASLP que, si nuevamente iban a optar por no dar respuesta, que lo informaran a la brevedad para presentar la queja correspondiente y no perder más tiempo.

En el expediente 788/TA15.1/003-2020 constan las argucias empleadas por la UASLP para evitar entregar los documentos. Primero, la universidad sostuvo que: “Una vez consultado con Secretaría Administrativa de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, se informa que la empresa que refiere en su solicitud, no es proveedor de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, por lo tanto, no puede presumirse la existencia de la información solicitada”.

Si la información no existía, la UASLP estaba obligada a emitir una resolución a través del Comité de Transparencia para confirmar la inexistencia. Ese requisito, contemplado en los artículos 160 y 161 de la Ley de Transparencia del estado, no fue cumplido por lo que la CEGAIP tendría que imponer la sanción respectiva.

En un intento por evitar la posible sanción, la UASLP, dentro del mismo oficio de respuesta, argumentó que no podía dar contestación a la solicitud porque fue presentada de manera “no pacífica e irrespetuosa”. Según la UASLP, no podían dar trámite a la solicitud porque contenía “aseveraciones de manera irónica, e imputaciones de manera directa al Titular de la universidad, amenazando con la interposición de un recurso, y aseverando hechos de manera no pacífica”.

“TERMINANDO UN GRAN PROYECTO PARA LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE SAN LUIS POTOSÍ”

Aunque la universidad oficialmente negó tener alguna relación con la empresa, Astrolabio Diario Digital cuenta con diversos documentos en los que se prueba que, en el tiempo en el que estuvo activa, Think Green Project MX S.A. de C.V sí recibió recursos de la UASLP.

En la página de Facebook de la empresa se encuentran publicadas fotografías de paneles solares que habrían instalado en distintas facultades y campus de la universidad. “¡Terminando un gran proyecto para la Universidad Autónoma de San Luis! Una de las primeras universidades en nuestro país que aprovecha las energías renovables y piensan verde “thinkgreen”, se lee en una de las publicaciones fechada el 22 de noviembre del 2013.

La fotografía, además, detalla que se instaló un “Sistema interconectado a la red en Tamazunchale” con 10 kw de potencia, 40 módulos kyocera y un inversor Fronius 10.5 IGPlus.

Otra imagen, corresponde a un sistema fotovoltaico instalado sobre el huerto urbano de la facultad de Ingeniería de la universidad y fue publicada en junio del 2015.

 

En un listado de proveedores de la Tienda de la Universidad que fue proporcionado por personal de ese establecimiento aparece Think Green Project MX S.A. de C.V.; pero se desconoce qué productos o servicios le han sido adquiridos o contratados, así como la cantidad pagada desde la tienda a esa empresa.

Astrolabio Diario Digital también cuenta con copia de reportes de egresos de la UASLP correspondientes a los años 2013, 2014 y 2015 en donde constan al menos 11 pagos efectuados a la empresa que suman un total de 307 mil 897 pesos con 24 centavos.

Incluso, en el padrón de proveedores y contratistas de la UASLP del periodo 2013-2016 se incluye a la empresa Think Green Project MX S.A. de C.V. con los siguientes datos:

  • Denominación o razón social: Think Green Project MX S.A. de C.V.
  • RFC: TGP130206UX0
  • Dirección: Amado Nervo 715 Interior B
  • Nombre del representante: Rodrigo García Acosta
  • Correo electrónico del representante: rodrigog@thinkgreen.com.mx

 DOS EMPRESAS, UNA DIRECCIÓN

La dirección donde se encontraban las oficinas de Think Green Project MX S.A. de C.V. resulta relevante debido a que, en el padrón de proveedores y contratistas de la UASLP, en el mismo periodo de tiempo, aparece registrada otra empresa en esa misma ubicación. Se trata de Energía Renovable del Centro S. de R.L. de C.V.

  • Denominación o razón social: Energía Renovable del Centro S. de R.L. de C.V.
  • RFC: ERC080219IH5
  • Dirección: Amado Nervo 715 Interior B
  • Nombre del representante: María Haydée Fernández Velasco
  • Correo electrónico del representante: contacto@thinkgreen.mx

En septiembre del 2013 la UASLP convocó al concurso por invitación restringida UASLP 016/13 para la adquisición de un “sistema fotovoltaico”. Entre los invitados a participar se encontraba la empresa Energía Renovable del Centro, S. de R.L. de C.V.; representada por el hoy yerno del rector, Rodrigo García Alonso, según consta en el oficio DA-LyC-096/2013.

El 8 de octubre de ese año, el subcomité de Adquisiciones sesionó y dio cuenta que, de nueve empresas invitadas a participar, únicamente seis enviaron sus propuestas económicas; no obstante, al efectuar la revisión de los documentos, descalificaron a cinco, resultando ganadora la empresa restante: Energía Renovable del Centro, S. de R.L. de C.V.

El monto del contrato adjudicado a la empresa fue de 483 mil 347 pesos con 62 centavos. La compra del “Sistema Fotovoltaico” para la Coordinación Académica Región Huasteca Sur fue solicitado por el Departamento de Diseño y Construcción donde ya se encontraba laborando una de las hijas del rector y pareja sentimental de quien acudió en representación de dicha empresa.

De forma “pacífica y respetuosa” el 10 de febrero se presentó la solicitud 00203820 a la UASLP para que entregara copias de todas las facturas pagadas a Energía Renovable del Centro S. de R.L. de C.V. y a Think Green Project MX S.A. de C.V.; en su respuesta, la universidad volvió a negar la existencia de la información.

“Una vez consultado con Secretaría Administrativa de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, se informa que las sociedades que refiere en su solicitud, no son proveedores de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, por lo tanto, no puede presumirse la existencia de la información solicitada”.