Por Victoriano Martínez

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) tendrá que reponer el procedimiento de cumplimiento sobre la orden que le dio la juez primera de Distrito para resolver una queja presentada por Ángel Sánchez Soto en contra de las autoridades municipales de Soledad de Graciano Sánchez por violar el derecho a un ambiente sano en el fraccionamiento Valle del Agave.

El Tribunal Colegiado en Materia Civil y Administrativa del Noveno Circuito revocó la resolución de la juez en la que da por cumplida su orden por parte de la CEDH con la recomendación 19/2019.

“Se revoca el proveído del 17 de septiembre de dos mil diecinueve y se ordena reponer el procedimiento de cumplimiento, a fin de que se recaben las pruebas necesarias para realizar el pronunciamiento relativo a si se acató o no el fallo protector, en los términos establecidos en la resolución”, señala el segundo resolutivo del Tribunal.

El pasado mes de agosto, la juez primera de Distrito ordenó a la CEDH resolver en un plazo de 30 días la queja identificada con el número de expediente 1VQU_657/14, iniciada hace cinco años, por atentados a los derechos de vecinos de del Fraccionamiento Valle del Agave, vecino de la planta Apelsa.

Aunque el 13 de septiembre le notificaron la resolución, luego de que Sánchez Soto ya había presentado una queja por incumplimiento de la orden de la juez, la recomendación 19/2019 omitió señalar los incumplimientos y violaciones a derechos humanos por parte de las autoridades de Soledad de Graciano Sánchez.

Sánchez Soto se inconformó porque en la recomendación la CEDH se limitó a señalar como responsables a la Segam y al Interapas y omitió pronunciarse sobre las omisiones y acciones de las autoridades de Soledad de Graciano Sánchez.

“Yo sospechó que este presidente y primer visitador de la CEDH quieren echarle la mano a los servidores públicos de Soledad que hicieron las cosas mal”, expresó Sánchez Soto.

Mencionó que el problema con el uso del predio en las cercanías de Apelsa comenzó cuando Ricardo Gallardo Cardona era alcalde en Soledad, y se han aferrado a construir ahí, ahora una Unidad Básica de Rehabilitación (UBR), a pesar de que el predio fue declarado no apto, por lo que espera que el hoy diputado federal sea sancionado.

“Espero que un juez federal ponga en orden a los servidores públicos que violaron los derechos humanos de todos los colonos del fraccionamiento valle del agave y estudiantes de la primaria Luis Gonzaga Medellín Niño”, comentó.

“Está claro que los derechos humanos no están funcionando”, agregó,“el presidente de los derechos humanos aún no entiende que los derechos humanos son autónomos y que ya se acabaron los compadrazgos”.