Por: Eduardo Delgado

 

Tras revelar que ya se entrevistó con el rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio, quien le aseveró “que no hay culpables porque fue un accidente”, la mamá de Diego, Socorro Ruiz Medellín, se quejó de que a poco más de un mes de la muerte de su hijo pareciera que para la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) “ya no pasa nada”.

El pasado 17 de julio falleció ahogado el menor de 12 años en el complejo acuático “Woow”, al que acudió como integrante del campamento infantil de verano organizado por la Universidad, donde fue succionado por el extractor de agua de una alberca para hacerla escurrir a través de los toboganes.

De su encuentro con Villar Rubio precisó que fue el pasado viernes y que este le aseguró que del incidente en que murió su hijo mayor “no hay culpables, porque fue un accidente”.

Estimó haber conversado una hora con el rector, titular de la institución académica contra la que formuló una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por indolencia de los funcionarios universitarios en este caso.

“Le recriminé porqué hasta ese momento me ofrecía el pésame y me dijo que por sus compromisos y sus vacaciones; me dio muchos pretextos”, criticó.

“Yo no le disculpé. Le dije que si hubiera sido distinto tendríamos otro panorama. Le conté el trato que me dieron, que solo se justificaron pero en realidad no hay justificación y que finalmente, para fines prácticos, todo lo que dijeron les resultó contraproducente”.

Expuso enseguida que también le inquieta que las autoridades universitarias no han presentado ante el Ministerio Público la póliza del seguro de vida de los infantes, aunque supuso que los gastos médicos y funerarios de su hijo fueron cubiertos por una aseguradora.

Censuró también la dilación de la PGJE para realizar el peritaje de mecánica y dinámica de hechos, fundamental en la indagatoria. Hace más de una semana, comentó, el Ministerio Público, Hugo César Azuara Arguelles, “me dijo que ya lo iba a tener estos días y no lo han hecho; le reclamé que transcurrido el tiempo se hacen que ya no pasa nada”, añadió.

“Nada más le están dando largas al peritaje. Se supone que la indagatoria debe llevar su cauce normal pero no sé si ello implica que el perito tenga un mes de vacaciones”, ironizó.

Con la finalidad, dijo, de solicitarle agilizar las pesquisas gestionará una audiencia con el Procurador de Justicia, Miguel Ángel García Covarrubias.

 

Leave a Reply