Astrolabio

Jaime Nava

A pesar de que la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública (Cegaip) le ordenó al Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez que entregue las facturas pagadas a la empresa Muyal Abasto y Distribución S.A. de C.V., la administración municipal se las ha valido de cualquier cantidad de artimañas para mantener oculta la información.

El 11 de mayo del 2020, mediante la solicitud de información con número de folio 00581420 se le pidió al Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez que proporcionara copia digital de las últimas 20 facturas pagadas a la empresa Muyal Abasto y Distribución S.A. de C.V.; pero en lugar de transparentar los documentos, las autoridades soledenses negaron su existencia: “a la fecha no se ha efectuado el pago de 20 facturas a la empresa Muyal Abasto y Distribución, S.A. DE C.V.”, respondieron.

Aunque la administración soledense publicaron archivos ilegibles, documentos en poder de Astrolabio Diario Digital, como el Programa Operativo Anual, demuestran que el Ayuntamiento de Soledad mintió debido a que en al menos 15 rubros aparecen compras de cobertores realizadas a la empresa Muyal Abasto y Distribución, S.A. DE C.V. desde el 2019, razón por la cual se presentó un recurso de revisión ante la Cegaip.

El 3 de febrero del 2021, la Cegaip notificó a este medio de comunicación la resolución del recurso de revisión 1866/2020-2 a través de la cual se le ordenó al Ayuntamiento realizar las gestiones necesarias a fin de brindar las últimas 20 facturas pagadas a la empresa en cuestión; no obstante, días antes, la Unidad de Transparencia del municipio de Soledad envió dos archivos donde supuestamente se encontraban las facturas requeridas.

El primero de ellos, con el nombre “Muyal I” consta de cuatro páginas completamente borrosas en las que apenas se alcanzan a leer datos como el nombre de la empresa y su Registro Federal de Contribuyentes (RFC); el segundo archivo, con el nombre “Muyal II”, se compone de dos páginas en las mismas condiciones.

Posteriormente, el 20 de agosto de éste año, nuevamente el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez pretendió simular la entrega de las facturas con el envío de siete archivos que no son comprobantes fiscales como tal, sino los archivos de verificación que se pueden consultar en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

A pesar de que los documentos no mencionan qué bienes o servicios le fueron contratados a Muyal Abasto y Distribución, S.A. DE C.V., sí dejan ver las cantidades pagadas; en total, el monto de siete facturas suma 17 millones 760 mil pesos.

Ayer, la Cegaip declaró incumplida la resolución y le concedió al Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez cinco días para que proporcione las facturas que le fueron solicitadas desde mayo del 2020 apercibiendo al titular de la Unidad de Transparencia de que, en caso de no hacerlo, se impondrán las medidas de apremio previstas en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado.

Muyal Abasto y Distribución S.A. de C.V. es una empresa que se constituyó el 17 de mayo del 2019; es decir, apenas unos cuantos meses antes de que comenzara a recibir los millonarios pagos del Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez.

En su acta constitutiva aparecen como socios dos personas: Jorge Luis Loyola Alarcón, con RFC LOAJ6612246C5, y Tayde Sánchez Rivera, con RFC: SART900628FV2.

Entre sus objetos como empresa se encuentran: comercializar, distribuir, comprar, vender, importar, exportar, representar, consignar, almacenar, producir, transportar e industrializar todo tipo de productos; sin embargo, este medio de comunicación no fue capaz de encontrar ninguna oficina, sucursal, local o propiedad donde oferten sus productos ni alguna página de internet o cuenta de redes sociales que le pertenezca a la empresa.

A+