Astrolabio

Abelardo Medellín

El hecho de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en San Luis Potosí decidiera desistir de la impugnación de la elección de gobernador, por solicitud de Juan Manuel Carreras López, revela un “penoso y cobarde acuerdo” para que queden impunes los ilícitos de la administración saliente, señaló el analista político, Eduardo Benavente Martínez.

En entrevista con Astrolabio Diario Digital, Benavente Martínez señaló que la forma en que el dirigente estatal priista, Elías Pesina Rodríguez, solicitó al Tribunal Electoral del Estado (TEE) el desistimiento del proceso de impugnación, podría significar un reconocimiento del triunfo electoral de Ricardo Gallardo Cardona como gobernador.

Sin embargo, el analista dijo que el abandono del PRI al juicio de impugnación no afectará el proceso que continuará el resto de los partidos coaligados en instancias federales.

De igual forma, explicó la controversia de que el PRI desista de continuar con un proceso de índole electoral: “en materia mercantil, un desistimiento es por el pago de los adeudos; en materia penal o civil, es cuando hay perdón de la parte ofendida”.

Aunque en el caso del desistimiento por un tema electoral, no está justificado adecuadamente.

Benavente Martínez aseguró que mientras el gobernador Juan Manuel Carreras no explique la razón de porqué solicitó al dirigente priista que se desistiera de continuar con la impugnación, podrían surgir muchas especulaciones.

“Por supuesto que es un acuerdo inmoral, porque él no es el PRI, y hay muchos priistas que están al pendiente de esta resolución, como para que llegue este gobernador y le ordene al presidente estatal de este partido que se retire o desista”, comentó.

Al respecto de cómo podría incidir esta retirada política en la relación entre el PAN y el PRI, Benavente Martínez dijo que Acción Nacional le tendrá una enorme desconfianza al partido tricolor: “sabrán que no son autónomos y que van a depender mucho de las decisiones o acuerdos políticos que van a tener con el gobernador del estado si es que resultara ser Gallardo”.

A+