Carlos Rubio

El rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Alejandro Zermeño Guerra, confirmó que los trabajadores del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud y Biomedicina (Cicsab) que realizan las pruebas de COVID-19 a la población, no están considerados para recibir la vacuna contra el coronavirus, sin embargo aseguró que la petición ya ha sido realizada a las autoridades correspondientes.

Desde que se confirmó la llegada de la vacuna el pasado martes 12 de enero, comenzaron a circular en redes sociales publicaciones externando molestia porque al personal del Cicsab no se le administraría la vacuna, siendo que se encuentran en contacto directo con personas que portan COVID-19.

Zermeño Guerra explicó que desde finales de diciembre se envió una lista a la Secretaría de Educación Pública con todo el personal médico, de enfermería y pasantes de servicio social, miembros de la UASLP, que están trabajando en los hospitales, incluyendo a quienes realizan las pruebas en el Cicsab. Además, a principios de enero se envió una lista similar adicional a la Secretaría de Salud.

Agregó que el ente responsable de la administración de la vacuna en el estado es el Instituto Mexicano del Seguro Social, quienes también ya tienen una solicitud por parte de la Universidad para vacunar al personal médico de primera línea.

“Yo espero que sean considerados en la aplicación el día de hoy (…) nosotros consideramos que es personal de riesgo y que es personal de primer contacto con el Covid”, finalizó Alejandro Zermeño, asegurando que se continuarán realizando peticiones de vacunación para su personal, incluyendo a los trabajadores del laboratorio CIcSab.