Leticia Vaca

Integrantes de la organización Cambio Por San Luis exigieron que el Gobierno del Estado actúe en la toma de las instalaciones de la Comisión Ejecutiva Estatal de Víctimas (CEEAV), porque, según denunciaron, se han dejado de atender cerca de dos mil víctimas.

“Las instalaciones están cerradas, hay casos que se han estado perdiendo porque no se puede tener acceso a los expedientes, hay víctimas que no han recibido atención psicológica que deberían de tener; inclusive traslados de víctimas de otros municipios no se han efectuado”, indicó Michel Hernández Piña, vocero de Cambio Por San Luis.

Aunque dijo que son varios los manifestantes que impiden el funcionamiento de la CEEAV, sólo mencionó a María de Jesús Almendárez Prieto, a quien acusó de exigir, “un monto de más se dos millones de pesos de un fondo de ayuda, asistencia y reparación integral; lo cual por parte de las mismas víctimas es considerado como algo abusivo”.

Desde el pasado martes, dijo, se pidió una reunión con el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, para que las víctimas expongan sus problemáticas y se dé una solución inmediata.

Pese a que reconoció que las víctimas han sido canalizadas a otras dependencias para ser atendidas y “al personal se le ha diversificado en diferentes dependencias”, enfatizó que “son lugares que no son adecuados para la víctima, por eso es que ya están desesperados, porque no han sido atendidos, no los pueden traer de un lado a otro”.

En ese sentido, explicó se interpuso un amparo ante un juez federal por la falta de acción de diversas autoridades como el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, el secretario general Alejandro Leal Tovías, “la Secretaría de Seguridad Pública y la misma Comisión de Víctimas, donde reclamamos la omisión de proteger los derechos humanos de miles de víctimas”.

Aparte, Alicia Almendárez, víctima indirecta por la desaparición de su esposo, lamentó que al permanecer cerrada la CEEAV “por una persona, varios nos veamos afectados, en cuestión de búsqueda de personas desaparecidas, ahora, si toman en cuenta las demás, víctimas; no hacen nada las autoridades”.

La madre de Milton, joven que fue asaltado el 25 de agosto de 2018 y que a consecuencia de los golpes perdió el ojo derecho, denunció que “ya nos retrasaron la cirugía de su único ojo izquierdo, teníamos ya la aprobada la participación de la CEEAV, sin embargo no podemos hacer nada porque está señora con sus intereses particulares está empujando para tener un puesto para sus hijos”.