Astrolabio

házla de tos por aire limpio. infografía riesgos salud

 

Ciudad de México (16 de marzo de 2016).- La contingencia ambiental en fase 1 continúa, y ha hecho que las autoridades capitalinas y del Estado de México se confronten. Por una parte, en el Estado de México señalan que la contingencia podría ser causa del reglamento de tránsito que fue aprobado de manera unilateral. En la Ciudad de México, sin embargo, culpan a la periferia de no acatarlo cabalmente.

La Secretaría del Medio Ambiente del Estado de México refutó lo dicho por Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la CDMX, quien además acusó a la Comisión Ambiental de la Megalópolis de sólo dedicarse a crear precontingencias a partir de medidas tomadas en la Ciudad.

Miguel Ángel Mancera declaró: “ Tuvimos que llegar a la fase 1 de contingencia. ¿Por qué? No necesariamente por la Ciudad. Eso hay que destacarlo, la Ciudad está cumpliendo con su tarea. Aquí tenemos el ‘Hoy no circula’, en la zona metropolitana no se tiene de manera integral, sólo en una parte del Estado de México.

“Nosotros hemos reiterado el llamado a la famosa Came [Comisión Ambiental de la Megalópolis], que lo único que hace es decir hay precontingencia, y eso gracias a que la Ciudad tiene los monitores”.

Esto llevó a que la Secretaría del Medio Ambiente del Estado de México negara la hipótesis de que las condiciones ambientales que se han experimentado tengan que ver con la falta de vientos. Señalaron, por el contrario, que son los autos los que impiden que se disperse el ozono. De igual manera señalaron a un posible culpable más: el Reglamento de Tránsito de la CDMX que Mancera implementó recientemente.

“Es lógico que si hay una gran concentración vehicular como en la de la Ciudad de México pues haya esos niveles de contaminación por ozono; no es casual que de 40 precontingencias que se han decretado desde el 2005, 25 de estas hayan sido detonadas en el Distrito Federal”, indicó el secretario del Medio Ambiente, Miguel Ángel Contreras Nieto.

Además el funcionario explicó que la concentración del padrón de 3 millones 100 mil autos en los mil 500 kilómetros cuadrados de la Ciudad son mayores que los 3 millones 500 autos en dos mil kilómetros cuadrados de los 18 municipios mexiquenses.

“No se ha evaluado en el seno de la CAME cuáles son los efectos adversos para el medio ambiente la reciente publicación del reglamento de tránsito del Distrito Federal, porque atañe a cuestiones como la regulación de la circulación y otros temas que habría que evaluar. Además ese reglamento nunca fue analizado en la CAME y por tanto de manera unilateral la Ciudad de México lo puso en vigencia”, argumentó el secretario.

En tanto, el Presidente pide aumentar esfuerzos.

El Presidente Enrique Peña Nieto escribió en su cuenta de Twitter que ya dio indicaciones a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales para que convocara a la Comisión Ambiental de la Megalópoilis, quienes ya se encuentran en sesión permanente.

Lo que pidió es que establezcan medidas de protección del aire más estrictas para la capital, donde viven 20 millones de mexicanos.

8b79a9558c94792dc960768601080350

Por otro lado, Héctor Riveros, un investigador del Instituto de Física de la UNAM señaló que la contingencia existe por el cambio climático que hace que no haya viento en la Ciudad. Esto hace que los contaminantes no puedan dispersarse.

Agregó que el transporte público ha contaminado más que el privado, porque las autoridades lo han permitido así.

Leave a Reply

A+