Astrolabio

Angélica Campillo

El diputado Rubén Guajardo Barrera, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso del Estado, manifestó que debido a lagunas jurídicas no se puede dar de baja a policías que no aprueben los exámenes de control y confianza.

El legislador de la bancada panista refirió que continuarán las críticas constructivas hacia la administración estatal en materia de seguridad, ya que “aquí no se están firmando cheques en blanco”.

Asimismo, comentó que desde el Congreso harán lo propio, puesto que hay una parte legislativa que falta fortalecer, sobre todo para que los policías puedan contar con sus exámenes de control y confianza, y quienes no los aprueben puedan ser dados de baja.

De igual forma, el legislador mencionó que todavía no se ve un plan tangible de este nuevo gobierno para abatir la incidencia delictiva, debido a que se encuentra en el proceso de Entrega-Recepción, para lo cual tienen hasta 30 días para detectar cualquier anomalía.

Agregó que en este momento llevan a cabo el diagnóstico del estado de fuerza de los elementos y de los vehículos, así como las condiciones en las que se encuentran.

Guajardo Barrera indicó que por ley, el Ejecutivo tiene que presentar un Plan de Desarrollo Estatal en el que se incluya el tema de seguridad pública, y que tendrá que ser analizado por el Poder Legislativo.

También señaló que todas las iniciativas relacionadas con temas tan sensibles, como la seguridad pública, tendrán parlamentos abiertos donde invitarán a la ciudadanía y a Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), a fin de que todas las voces sean escuchadas.

Aseguró que el nombramiento del general Guzmar Ángel González Castillo como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) ayudará a que se pueda tener mejor coordinación entre el gobierno federal, estatal y los ayuntamientos.

No obstante, aclaró que militarizar a la policía no es la solución, porque esta es preventiva, mientras que la formación del Ejército es combativa.

A+