Redacción

La dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en consenso con las distintas corrientes que forman parte de ese instituto político, determinaron destituir a los integrantes del Comité Directivo Estatal en San Luis Potosí por considerar que estaban haciendo uso del partido para beneficiar la candidatura a la gubernatura del diputado federal y militante del Partido Verde Ecologista de México, Ricardo Gallardo Cardona.

La decisión dejó fuera del PRD principalmente a Ignacio Segura Morquecho y a Ernesto Barajas Ábrego, dirigentes estatal y municipal, respectivamente, de ese partido, quienes desde hace años forman parte del grupo conocido como “gallardía” que actualmente encabeza Ricardo Gallardo Cardona desde el Partido Verde.

La diputada federal del PRD, Guadalupe Almaguer Pardo sostuvo que la decisión tomada por la dirigencia nacional tiene como objetivo que “verdaderos perredistas” sean quienes conduzcan al partido en sus trabajos de elección interna y no personajes “con intereses distintos”.

De manera provisional, el PRD nombró una Dirección Estatal extraordinaria integrada por Jorge Alberto Zavala López, María del Socorro Salazar Lara, Mónica Cabrera Vargas, Sergio Leyva Ramírez y la diputada local María Isabel González Tovar.

Por su parte, el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, adelantó que se practicarán auditorías para conocer el manejo de los recursos del partido durante el tiempo que los integrantes de la “gallardía” estuvieron al frente. También, insistió en que la renovación del Comité Directivo Estatal obedece a la necesidad de que no existan “intereses ajenos” dentro del PRD.

Gallardistas se van al Partido Verde

Los gallardistas Ignacio Segura Morquecho, Ernesto Barajas Ábrego y los regidores capitalinos Ana Rosa Pineda Guel y Eloy Franklin Sarabia ofrecieron una rueda de prensa acompañados por el diputado local Cándido Ochoa Rojas y el dirigente estatal del Partido Verde, Emmanuel Ramos para anunciar su incorporación a ese partido.

Segura Morquecho aseguró que dejó al PRD con finanzas sanas y dijo estar “100 por ciento seguro que no hay ningún señalamiento que hacer sobre mi persona ni sobre ninguna acción que se haya realizado al interior del partido”.

Sobre la incorporación de los gallardistas al Partido Verde, el perredista Fernando Belaunzarán Méndez comentó que para el PRD era “inaceptable” que su dirección estatal estuviera trabajando para apoyar la candidatura de un personaje señalado por corrupción y consideró que al integrarse al Partido Verde les dieron la razón en relación a que se encontraban operando a favor de Ricardo Gallardo Cardona.