Astrolabio

María Ruiz

Las desapariciones forzadas y no localizaciones es un tema que actualmente se encuentra en abandono, simulación y desapego por parte de las autoridades, así lo mencionó la presidenta de Voz y Dignidad por los Nuestros S.L.P. A.C., Edith Pérez Rodríguez.

La activista se dijo indignada y dolida ante la continua revictimización hacia las personas que desaparecen y que actualmente se han convertido en objeto de maltrato y muerte por parte de grupos delincuenciales en el estado.

Este fue el caso de los siete cuerpos encontrados en El Jabalí, una comunidad cercana al municipio de Aquismón y donde el mismo gobernador Ricardo Gallardo Cardona minimizó los hechos, al referir que se trataban de cuerpos que “vinieron a dejar en el estado”.

La revictimización hacia un/a desaparecido/a

Ante esto, Pérez Rodríguez mencionó que le preocupan las posturas de las autoridades, quienes de forma constante perpetúan los discursos que criminalizan a las personas desaparecidas y que constantemente se les señala de tener vínculos directos con la delincuencia.

“Hay muchos discursos de odio referente a eso. El gobernador dijo ‘no son de aquí’, pero claro que lo son. Eran siete cuerpos y uno correspondía a un hombre desaparecido en Matehuala, quien no tenía ficha de búsqueda porque nunca se levantó por parte de los familiares. Sin embargo, se sabe que fue víctima y era buscado por ellos desde hace tres meses”, compartió.

Sobre estos casos, Pérez Rodríguez señaló que se observa que las personas desaparecidas que son localizadas muertas en este tipo de hechos comúnmente son levantadas por el crimen organizado, que las copta y utiliza con fines criminales.

Es decir, llevan a la práctica métodos estratégicos en los que las víctimas sirven de señuelo para “calentar las plazas territoriales”, una forma más de trata y explotación.

“Este hecho es una vergüenza; utilizar a seres humanos para hacer sus porquerías. ¿Por qué usan a la ciudadanía? Y es ahí que la población replica estos mensajes en donde señalan que las víctimas son objeto de estos actos por ‘andar en malos pasos’.

Son discursos revictimizantes del gobernador, de las autoridades y de la sociedad en general, cuando no se sabe el trasfondo de las investigaciones. Queda claro que esta es su plaza [de los grupos criminales], se la hemos cedido, yo me siento objeto y animal en una plaza de delincuentes que a la hora que quieren vienen, nos desaparecen y nos matan”, exclamó

“Halconeo” y persecución en la búsqueda de personas desaparecidas

Evadir que los municipios de San Luis Potosí enfrentan una crisis humanitaria respecto a la desaparición de personas y la presencia de grupos delincuenciales, es un tema más que preocupante.

Para Pérez Rodríguez, es fundamental que las coordinaciones de Derechos Humanos de cada ayuntamiento realicen estrategias con las autoridades para tratar de combatir esta situación.

Aunado a ello, refirió que cuando se dirigen como colectivo y asociación a las diligencias de búsqueda e investigación de personas desaparecidas, enfrentan de manera continua el hostigamiento y persecución de grupos delincuenciales.

Tal es el caso de los trabajos que han desarrollado en el municipio de Cerritos, en donde Pérez Rodríguez denunció que los “halconearon” mientras realizaban el volanteo dentro de la pequeña localidad.

“Fuimos a hacer búsqueda, volanteo y revisiones, nos dimos cuenta que nos ‘halconeaban’ luego de que vario sujetos nos siguieron, incluso hasta la Fiscalía”.

Hechos que solo demuestran, según lo referido por la presidenta de Voz y Dignidad, que existe una constante omisión de parte de las autoridades de seguridad para desarrollar las labores que les competen.

“En Tamuín lo vemos todo el tiempo; balaceras, crímenes y desapariciones. Sin rondines ni vigilancia, estamos al desamparo”, dijo.

Fosas clandestinas, el rastro de la violencia en SLP

Temor y angustia es lo que siente Edith Pérez al compartir sobre la posible localización de nuevas fosas clandestinas en los municipio de Armadillo de los Infante y Cerritos.

“Estamos analizando los sitios donde se cree que podemos localizar a algunos desaparecidos”.

Hasta el momento, declaró Pérez Rodríguez, se realizan prospecciones en estos terrenos derivado de denuncias anónimas.

“Seguimos pidiendo ayuda de la sociedad para que nos ayuden y den a conocer indicios de algún sitio en dónde encontrar más fosas y dar con nuestros desaparecidos y ayudarle a una familia llevar su duelo. Ahora investigamos Rioverde, Armadillo y Cerritos”, apuntó.

Es por ello que el apoyo de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (CEBP) será indispensable para llevar a cabo estos trabajos, que conjuntamente se realizarán a futuro con el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), ya que por ahora el Centro de Identificación Forense dispuso a una antropóloga física forense del área pericial del estado desde el primero de mayo de este año, y quién será la experta que llevará los procesos de identificación de los restos óseos de las fosas clandestinas.

Lamentablemente, expresó Pérez Rodríguez, será todo un proceso que puede incluso abarcar un año para definir el perfil genético de las víctimas.

“Se están realizando las diligencias correspondientes, no hemos podido realizar las investigaciones completas porque actualmente el Servicio Médico Legista (Semele) está ocupado y muchos continúan ahí guardados. Por ello urge la construcción de un panteón forense y aunque ya tenemos Centro de Identificación Forense, apenas están analizando”, aseveró.

Un contexto que refleja el deber del esclarecimiento de la verdad y la impartición de justicia para las víctimas colaterales de desaparición sobre el hallazgo de cuerpos y su identificación.

A+