Astrolabio

Angélica Campillo 

De visita en San Luis Potosí, Carol Arriaga García, secretaria de mujeres del Comité Ejecutivo Nacional del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se dijo preocupada porque la sociedad y los medios de comunicación tengan mayor fijación en los daños materiales que han causado las feministas en sus manifestaciones, que en las vidas humanas que día a día se pierden por la cultura machista. 

Mencionó que le preocupa que no se estén poniendo los ojos y la atención prioritaria en los feminicidios que se cometen día con día: “la vida de las personas vale más que un monumento”, sentenció.

 No obstante, comentó que esto no significa que esté a favor de la destrucción de alguno de éstos, ya que consideró que hay formas “mucho más adecuadas para expresarse”, incluso con un mayor impacto social, y es en lo que se debe ir trabajando. 

La funcionaria morenista dijo creer en la igualdad entre hombres y mujeres, así como en que existan mayores oportunidades para ellas, ante todo por ser personas, ya que han llegado al poder por cuotas y no ha sido fácil su arribo a los espacios públicos.

Respecto al aborto, Carol Arriaga se pronunció por el derecho de las mujeres a decir sobre su propio cuerpo, si desean o no ser madres, así como el número y espaciamiento de los hijos, y en ese contexto mencionó que los esfuerzos mayúsculos deben ir concentrados en la prevención del embarazo y en el respeto a las mujeres sobre su cuerpo,porque “no queremos violaciones ni que se siga castigando exclusivamente a las mujeres, queremos que se voltee a ver a los hombres porque finalmente los hombres que abandonan a su familia y a sus hijos… Tendríamos que concentrarnos en cómo acabar con ese aborto masculino”. 

Aseveró, además, que el aborto no es un acto placentero, sino una situación extrema que debe ser abordada, pero se necesitan más políticas públicas y más legislación que se concentre en la punición hacia los hombres que están abortando con el abandono, “y no tanto en estar viendo cómo vamos a criminalizar a las mujeres”.

A+