Angélica Campillo

Este viernes 20 de noviembre, el titular de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, Daniel Pedroza Gaitán, entregó al Poder Legislativo para su análisis y aprobación las iniciativas de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2021, mismo que asciende a 48 mil 937 millones 838 mil 640 pesos, mil 290.3 millones de pesos menos respecto al año 2020.

El funcionario estatal refirió que lo presupuestado para el 2021 representa una disminución porcentual del 2.6 por ciento menos que lo autorizado en el 2020, que en términos reales equivale al 6.1 por ciento, ello, derivado de la contingencia sanitaria por coronavirus; explicó que a todos los rubros se les ajustará su presupuesto a la baja, excepto salud, seguridad y procuración de justicia, “no se tiene registro en los antecedentes del estado, de haber presentado una iniciativa sin crecimiento respecto al monto autorizado el año anterior”.

Aseveró que el escenario económico del 2021 es inédito, ya que se marca por la peor crisis económica mundial en 100 años, en la que la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en México, al cierre del 2020 se estima que sea de un 8 por ciento, de acuerdo a los criterios federales de política económica del gobierno federal para el paquete fiscal 2021.

Recordó que en el 2020 se redujeron los ingresos por un monto superior a los 600 millones de pesos y se incrementó el gasto, principalmente en materia de salud por 544 millones de pesos, debido a la contingencia sanitaria, situación que ha presionado fuertemente a las finanzas públicas de la entidad y, por ello, ante un panorama igualmente adverso en el ejercicio que viene, se integran dentro de la iniciativa de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, las siguientes políticas públicas en materia financiera:

Priorizar el gasto en materia de salud y de seguridad; garantizar la conclusión de los proyectos de infraestructura ya iniciados; se continuará atendiendo la emergencia sanitaria por COVID-19, por lo que se prevé un recurso extraordinario por más de 332.2 millones de pesos, gracias a que la operación del Hospital Central será asumida por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), como consecuencia de su federalización.

Pedroza Gaitán expuso que el Poder Ejecutivo asume la responsabilidad de reducir aún más su gasto de operación, implementando medidas más severas de austeridad, permitiendo únicamente la operación básica del gobierno en servicios y actividades esenciales, con miras a una entrega ordenada y transparente de la administración en septiembre del 2021.

Manifestó que para el próximo año no se afectará el presupuesto de los Poderes Judicial ni Legislativo, y tampoco el de los órganos autónomos, únicamente se incrementará el presupuesto del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac), por un monto de 212.3 millones de pesos, con motivo del proceso electoral.

El funcionario estatal indicó que se destinarán al menos 200 millones de pesos para robustecer el sistema de videovigilancia en todo el estado, complementando así la operación del C5i2 que recientemente entró en operación. Agregó que no se incluyen incrementos en los impuestos ni se crean nuevos, únicamente se propone aumentar la base de contribuyentes del impuesto sobre loterías, rifas, sorteos, concursos, apuestas y juegos permitidos, gravando con ello las erogaciones de casinos y casas de apuestas, que calificó como una actividad improductiva.

Puntualizó que el presupuesto 2021 es por todo el ejercicio fiscal, aún y cuando el Poder Ejecutivo será renovado en septiembre; aseguró que, con ello se garantiza que el último trimestre del año la siguiente administración cuente con los recursos suficientes.